Actualidad

27/11/2018

“Fue muy divertido”

Fernando Alonso se subió por primera vez a un NASCAR en Bahrein, donde intercambió vehículo con Jimmie Johnson. A su vez, el norteamericano reconoció que resultó “alucinante” su debut en un F.1.

Un día después de terminar la temporada de la Fórmula 1, Fernando Alonso viajó al Circuito Internacional de Bahrein, donde completó su primera jornada de pruebas a bordo de un coche de NASCAR. El español se subió al Chevrolet N°48 de Jimmie Johnson,  quien a su vez debutó en un F.1, más precisamente en el McLaren MP4-28 de 2013.

“Fue muy divertido”, reconoció el bicampeón del mundo sobre la experiencia de manejar el vehículo norteamericano, con el cual “retrocedí en el tiempo”. “Sabía que estos autos son muy básicos en términos de tecnología”, añadió Alonso, quién no se subía a un coche de carreras que tuviera la caja de cambios en “H” “desde 1999”. Por otro lado, reconoció que le costó frenar correctamente: “Tuve muchos problemas. Por su peso y los frenos de acero, el auto frena de una manera muy diferente a comparación de lo que estoy acostumbrado”.

Otra dificultad que destacó fue la falta de tracción: “Con la potencia que tiene el auto y estos neumáticos, se hizo difícil manejarlo. Por lo tanto, tanto en primera, como en segunda y tercera marcha, patinaba”, explicó. Sobre este punto, Johnson reconoció que el circuito de Sakhir (en donde la tracción es vital) no fue el mejor para que Alonso se estrenara en un coche de NASCAR: “Nuestros autos son pesados y brillan en óvalos chicos, como Dover o Bristol. Allí Fernando quedaría impresionado”, comentó.

Por su parte, el estadounidense reconoció que su primera experiencia en un F.1 fue “alucinante”. Además, comentó que tras su primera salida a pista debió acomodarse el casco, debido a la velocidad del monoplaza: “Sentía que se me iba a salir y veía que el micrófono lo tenía muy alto”, reconoció.

Ya con el problema solucionado, el múltiple campeón del NASCAR se centró en los puntos de frenado, para luego prestar mayor atención a los vértices de las curvas. “Fue divertido”, subrayó.

Lo hecho por el norteamericano sorprendió a Alonso: “Supo aprovechar el agarre adicional que te dan los neumáticos nuevos, y eso me dejó muy impresionado”, comentó el europeo. En materia de tiempos, en su mejor registro Johnson marcó 1m40s462, es decir, fue apenas 2/10 más lento que Alonso, quién giró con el F.1 al principio de la jornada.