Actualidad

10/09/2018

Motores olímpicos

Por medio del karting, el deporte motor será exhibición en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018. Los antecedentes.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires será sede de un hecho histórico. Luego de 46 años y por cuarta vez, el automovilismo volverá a acompañar una cita olímpica. Ocurrirá en los próximos Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, que se llevarán a cabo entre el 6 y 18 de octubre. Se desarrollará a modo de exhibición y por intermedio del karting, la disciplina formadora de pilotos.

Hay tres antecedentes que también fueron sin puntuación. El primero aconteció en los JJOO de 1900 en París, con una carrera de autos y de motos, la única dentro de las fecha de una olimpiada. El evento fue XL y se desarrolló del 14 de mayo al 28 de octubre de aquél año. La competencia fue el 25 de julio, con inicio y final en la capital francesa, pasando por Toulouse. Fueron 1.347 kilómetros divididos en tres etapas, Montgeron-Toulouse, Toulouse-Limoges y Limoges-Montgeron. Hubo tres categorías: Voitures (autos grandes), Voiturette (coches chicos) y motocicletas.

Todos los ganadores fueron galos. Alfred Velghe lo hizo en Voitures (19 autos, terminaron nueve), a bordo de un Mors. En Voiturette (ocho máquinas), se impuso Louis Renault (creador de la marca que lleva su apellido), sobre un auto construido junto a su hermano Marcel (también corrió, pero fue uno de los tres que abandonó en su división). En tanto que en las motos (28 participantes, nueve deserciones), venció Georges Teste, con una Dion. Aquella prueba, hace ya 118 años, la organizó el Automóvil Club de Francia y fue en pleno auge del automóvil: también en aquél país, del 19 al 22 de julio de 1894, se había realizado la primera carrera de la historia que fue la París-Rouen.  

Tiempo después hubo dos carreras de rally que fueron complementos de los juegos. Ambas se hicieron en Alemania y como previas de los eventos olímpicos. En Berlín 1936 (1 al 16/8), una mujer, la inglesa Elizabeth “Betty” Haig, a bordo de un Singer Le Mans, venció en el denominado “Rally hacia Berlín”, con 125 coches. La competencia de 4.000 kilómetros se largó el 22/7 en Birmingham (Inglaterra), atravesó los Balcanes y terminó en la capital germana el 30/7. El día de la fiesta de apertura, Haig y su compañera Barbara Marshall, recibieron igual una medalla de oro. Dos británicas le ganaron al local Huschke von Hanstein (BMW), ante los ojos de Adolf Hitler en la proliferación del nazismo...

Ya con Alemania dividida y en plena Guerra Fría, en Munich 1972 (26/8 al 11/09), se corrió el llamado “Olimpia Rally”, carrera que unió Kiel (sede de las regatas) y el Estadio Olímpico. Tras 3.500 kilómetros y seis días, del 13 al 18 de agosto, ganó el francés Jean-Pierre Nicolas con un Alpine A110, uno de los 340 vehículos que formaron parte. El navegante del vencedor era su compatriota Jean Todt, que más tarde fue responsable de Peugeot Sport cuando la marca del León ganó las 24 Horas de Le Mans en 1992 y 1993 y también estuvo a cargo del equipo Ferrari de Fórmula 1, hasta fines de 2007. Desde 2009 es el presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y visitó el país en julio pasado.

Por último en 1992 la FIA coqueteó con los JJOO de Barcelona, realizados del 25/7 al 9/8. Fue con el GP de España de F-1 corrido el 19/4 en el Circuit de Barcelona-Cataluña, por entonces un flamante autódromo inaugurado en 1991 y que se ubica en Montmeló, a 20 kilómetros de la capital catalana. En la actualidad sigue recibiendo a la Máxima.   

El kart eléctrico homologado por la FIA.

El kart eléctrico homologado por la FIA.

Con el correr de los años en los JJOO de la era moderna iniciados en 1896, siempre estuvo el debate sobre si el deporte motor debía tener su lugar. Los fundamentos en contra apuntan a que se trata de una actividad sin tracción a sangre, mientras que los argumentos a favor apelan que hay otras disciplinas donde se emplea un vehículo como la vela o el ciclismo. Otro punto que solventa su participación, es que hoy un piloto de alto nivel es un atleta con un fuerte entrenamiento y preparación física para soportar los 4.5 grados de Fuerza G, que llegan a tener los actuales autos de la F-1. 

Las idas y vueltas continuaron, hasta que el 9 de enero de 2012 la FIA fue reconocida por el Comité Olímpico Internacional (COI) por “compartir los valores deportivos olímpicos”. A partir de entonces se empezó a especular con la posibilidad de que el ruido de motores suene otra vez en un JJOO.

Por esa época la FIA estaba gestando la Fórmula E, la categoría de autos eléctricos cuya primera temporada fue en 2014/2015 y que hasta el año pasado corrió en un circuito callejero en Puerto Madero, cumpliendo tres visitas seguidas a Buenos Aires. Es el caballito de batalla de la entidad rectora del automovilismo mundial para promover las energías alternativas. Los fabricantes asumieron que el futuro ya llegó y que los autos con motor a combustión son cosa del pasado. Por eso se sumaron a esta divisional para desarrollar sus plantas motrices y en el ejercicio 2018/2019 estarán presentes Renault, Audi, Jaguar, Nissan, BMW y desde 2019/2020 confirmaron su presencia Mercedes Benz y Porsche. 

Con el mismo tipo de energía alternativa en sus impulsores, en Buenos Aires habrá 15 karts para pilotos de 18 años, de diferentes países y ambos sexos. En tanto que la FIA designará quiénes son los participantes. Aún se desconoce si la actividad será mixta o con los géneros por separados, como ocurre en los JJOO. El 3 de octubre se haría una muestra en Puerto Madero y luego otra en Palermo. Un día antes de la apertura de los juegos, se disputará una competencia en el Kartódromo del Autódromo Oscar y Juan Gálvez. En el evento se espera la presencia de Felipe Massa, el último brasileño en correr en F-1 (dejó la Máxima el año pasado) y actual presidente de la Comisión Internacional de Karting. También estaría el cordobés José María López, tricampeón mundial de turismo e integrante del equipo Toyota GAZOO Racing en el Mundial de Endurance.

Al respecto el propio Massa, que también confirmó su presencia en la Fórmula E para 2018/2019 con el equipo Venturi, planteó que “habrá un evento de karting eléctrico a finales de año en Argentina, seremos parte de unos Juegos Olímpicos. Los karts eléctricos acaban de nacer y aún hay muchas cosas que mejorar, pero nuestro objetivo es que sean una disciplina más en los JJOO de París en 2024”. ¿Habrá antes otra exhibición en los próximos juegos de Tokio 2020? De ser positiva la experiencia porteña de octubre, se podría analizar.

Los Juegos Olímpicos de la Juventud están destinados a chicos de 14 a 18 años. Este evento es organizado por el COI y al igual que los JJOO principales, tiene su versión de verano e invierno. La que se disputará en Buenos Aires será la variante estival y será su tercera edición, la primera fuera del continente asiático, luego de Singapur y Nankin (China). Participarán 3.998 jóvenes de 206 países y habrá 32 deportes diferentes.    

Hace años que Todt espera esta posibilidad para potenciar al deporte motor. El dirigente galo es uno de los grandes promotores de las energías alternativas y qué mejor que hacerlo en la máxima cita deportiva como lo son los JJOO. El evento a desarrollarse en nuestra capital es un guiño para el automovilismo y después de 46 años, con una competición, los motores volverán a sonar en el ámbito olímpico.

PorDarío Coronel