Actualidad

25/06/2018

Manos a la obra

El Autódromo de Buenos Aires se pone a punto para los 1.000 KM de TC. Además, ya está la empresa para los trabajos del fideicomiso.

El pasado viernes CORSA visitó el Autódromo de Buenos Aires Oscar y Juan Gálvez. Se conocieron algunas novedades referentes a obras y el fideicomiso que comenzó de forma oficial el l de marzo pasado, aunque en lo fáctico hay nuevas autoridades desde octubre de 2017. 

El predio de 180 hectáreas, el más grande de la ciudad, se muestra presentable y con buen mantenimiento. Pero de momento no se observan grandes cambios. Luego de una breve charla con Guillermo Feito, su Director General, se supo que con vistas a los 1.000 Kilómetros de TC, que se correrán el 19 de agosto, mañana comienzan las obras hídricas en el Curvón Salotto. Se pondrán dos rejillas a lo largo de esa variante y en las cotas más bajas se colocarán drenajes. Así se buscará evitar que se inunde, como pasó en la última edición de los 200 Kilómetros del Súper TC 2000 cuando en la madrugada previa cayó un fuerte temporal. También comenzó a trabajarse en el curvón previo a la S del Ciervo. Se refuerzan las defensas con la colocación de 6.000 neumáticos. Para el evento teceísta también estará asfaltado el ingreso de la puerta 10, que está en la pista de midget.

Por otro lado, se agregó un tramo que une los mixtos del circuito 9 con la S de Senna. Quedó conformado un sector de 800 metros que servirá para eventos comerciales y corporativos, permitiendo la actividad deportiva en el resto del predio.

En tanto que ya está la empresa que ganó la licitación para las obras en el área no deportiva, es decir, las once manzanas que se ocuparán detrás de las tribunas. En los próximos días se informará de forma oficial. La firma se denominará “desarrollador” y también estaría a cargo de la construcción del Museo Autódromo Ciudad de Buenos Aires (MCBA). En el sector habrá edificaciones para los privados que formen parte del fideicomiso. Las obras comenzarían en agosto. Los involucrados tendrán beneficios impositivos y podrán explotar el lugar de forma comercial, pero, según la ley sancionada el 16/12/2016, también deberán invertir en tareas para seguir remodelando el Autódromo.

A largo plazo y para lo que resta de 2018, está la promesa del Vicejefe de Gobierno Porteño, Diego Santilli, de llegar al Grado 2 de la Federación Internacional del Automóvil a fin de año, lo que habilitaría al escenario a recibir a cualquier categoría de la FIA, menos la Fórmula 1. Otra fuente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) le dijo a La Única que para lograr ese cometido el estado local pondrá tres millones de dólares y el resto saldrá de las inversiones del fideicomiso.

Se termina el primer semestre del año y el Autódromo de Buenos Aires sigue con su nueva etapa. En menos de dos meses, con la carrera especial de TC, tendrá una prueba de fuego para ver sus condiciones de seguridad y otros requerimientos. 

PorDarío Coronel