Actualidad

11/05/2018

A todo motor

En diez años Termas de Río Hondo se transformó y creció gracias al deporte motor. La inversión total asciende a 2.000 millones de pesos. Hasta sueñan con la Fórmula 1...

La ciudad santiagueña de Termas de Río Hondo vive la mayor proliferación en su historia. Todo producto de una inversión millonaria de la provincia para potenciar el denominado “turismo deportivo”. Es una política para fomentar una actividad y que ella incremente el turismo en una localidad. En este caso el deporte motor con su circuito, que es el mejor de la Argentina en la actualidad.

Sin dudas es una década ganada para la ciudad termal. Inaugurado el 11 de mayo de 2008 con una carrera de TC que ganó Emanuel Moriatis, las obras nunca cesaron en torno al autódromo y el movimiento que produce su actividad. Su caballo de batalla es el MotoGP, que desde 2014 volvió a nuestro país y tiene contrato hasta el año próximo. También el WTCC que corrió entre 2013 y 2017. Su secuela, el WTCR, figura en el calendario para el 4 y 5 de agosto. “Estamos esperando que los responsables de la categoría y el Gobierno Nacional nos confirmen. Nosotros tenemos el autódromo listo”, afirma al respecto Ricardo Sosa, Subsecretario de Turismo de Santiago del Estero.

CORSA habló con el funcionario para saber cómo y cuánto creció la ciudad en torno a los eventos del deporte motor.

“Hace 15 años atrás el terreno del autódromo era un monte. Pero desde 2008 la ciudad se transformó con una inversión provincial que ya llega a 2.000 millones de pesos tomando el total de las obras referentes al autódromo, su actividad y el turismo: el circuito, sus remodelaciones con cambios en el dibujo, las repavimentaciones, tribunas, boxes, el museo, el hotel, el aeropuerto internacional y la construcción de la costanera, el camping provincial y calles de acceso. También su escuela de pilotos, que es la única en el país para autos con techo. Tenemos la decisión de que el MotoGP continúe varios años más y esperamos seguir teniendo el apoyo del Gobierno Nacional”, aseguró Sosa. 

Ricardo Sosa, secretario de Turismo de la provincia.

Ricardo Sosa, secretario de Turismo de la provincia.

“Hace 12 años la ciudad tenía 8.600 plazas hoteleras y hoy cuenta con 12.500, las cuales estuvieron al ciento por ciento este sábado y domingo. Antes no había hoteles de cuatro o cinco estrellas y hoy hay dos de cinco estrellas, el Amerian y Los Pinos, que data de varias décadas y ahora logró convertirse en uno de los mejores. También se construyeron varios hoteles de dos y tres estrellas. Otro ejemplo para dar es que hay un hotel que siete años atrás tenía 22 habitaciones y ahora 56, construidas con las ganancias que generan las actividades en el autódromo, en especial las fechas internacionales como el MotoGP. Este evento en particular genera más de 2.000 puestos de trabajo eventuales”, agregó.

El Mundial de Motociclismo es el evento más importante del año para la ciudad. En la semana de la carrera se vive una fiesta no solo en el circuito. Sus plazas y parques se convierten en ferias temáticas dedicadas al deporte motor, los lugares para comer facturan como nunca y también es una gran posibilidad para los comercios y vendedores ambulantes. El movimiento de dinero es fuerte. “En 2017 en la región, considerando por ella a Santiago del Estero Capital, San Miguel del Tucumán y Termas de Río Hondo como lugares de alojamiento, hubo 660 millones de pesos de impacto económico en los cuatro días”, detalló.

Lo manifestado por Sosa se suman a datos que proveyó el Ministerio de Turismo de la Nación: Entre 2014 y 2017 inclusive, el impacto económico por el MotoGP fue de 174 millones de dólares. Vienen muchos turistas extranjeros que son los que más gastan. El año pasado el promedio de gasto de cada turista fue de 8.500 pesos. Este año ascendió a 10.200 por persona hotelería, tomando en cuenta comida, movilidad y otras compras, sin contabilizar el gasto de traslado y entradas.

El museo que está dentro del Autódromo.

El museo que está dentro del Autódromo.

El autódromo también recibe a las cuatro categorías nacionales de pista más importantes, el TC, el Súper TC 2000, TN y Top Race. En su predio de 250 hectáreas, 70 más que el Hermanos Gálvez, trabajan 200 personas contando el circuito, el museo y el hotel. Este escenario y todo lo que gira en torno a él fue clave para permitir hasta un cambio de hábito en la ciudad.  “El autódromo permitió extender la temporada turística de cuatro a diez meses generando un fuerte impacto social. Antes la persona residente en Termas de Río Hondo estaba poco tiempo y se iba a trabajar a otro lugar. Se separaba la familia, ahora eso no pasa”, explicó Sosa. Según datos oficiales de la localidad entre 2008 y 2018 la cantidad de sus habitantes pasó de 45.000 a 55.000.  

Por otro lado el funcionario es optimista y redobló la apuesta: “Termas de Río Hondo está en condiciones de albergar una carrera de la Fórmula 1. Es la quinta ciudad argentina con mayor capacidad hotelera. Tiene tres aeropuertos en 90 kilómetros que pueden recibir aviones de fuselaje ancho. Para tener esa fecha nosotros estamos en condiciones. Solo falta decisión de la organización y de la Nación”. Cabe destacar que el escenario termal es de Grado 2 de la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Para recibir a la Máxima se requiere el Grado 1 y en este caso falta la edificación de los sectores corporativos para los equipos.

Por si fuera poco la provincia tiene otra gran ambición con el fútbol. “Queremos tener dos equipos santiagueños en la Primera División para que jueguen en un ‘estadio único’ que se tiene previsto construir en la capital. También que sea una de las sedes del Mundial de 2030, si ganan su candidatura la Argentina, Uruguay y Paraguay”, concluyó Sosa. 

Termas de Río Hondo se expandió como nunca en estos diez años. La economía de la región le sacó el jugo. Una muestra de que cuando el estado invierte en el deporte motor y se consigue un evento de primer nivel, se obtienen los resultados esperados o muchos más.

PorDarío Coronel