Actualidad

18/04/2018

La verdad de la salud de Barrichello

El ex Fórmula 1 admitió que, tras haber sufrido una hemorragia cerebral, fue intervenido quirúrgicamente para extirparle un tumor.

En el pasado mes de enero, Rubens Barrichello debió ser hospitalizado tras una hemorragia cerebral. A los pocos días, el ex Fórmula 1 trató con cierta liviandad la situación, al asegurar que sufrió “un pequeño problema con una vena”.

Sin embargo, en las últimas horas el brasileño se explayó sobre el tema, que terminó siendo más grave de lo expresado por aquellos días: “Luego de realizarme varios estudios tras aquel problema, me encontraron un pequeño tumor en el cuello”, comentó al programa televisivo de su país Conversa com Bial.

Afortunadamente, dicho nódulo era benigno, por lo que no derivó en un posible cáncer. Igualmente, Rubinho terminó quitándoselo, ya que “había crecido y no quería sentirme incómodo al momento de correr”.

Además, relató con detalles cómo sucedió su primera visita al hospital: “Me encontraba dándome una ducha, cuando de repente sentí un fuerte dolor de cabeza, de 8 o 9 puntos en una escala de 10. Me tumbé en el suelo porque no quería despertar a nadie, pero terminé volviendo a mi cuarto y desperté a mi esposa”, recordó el ex piloto de F.1, que tras ser atendido por un médico amigo de la familia fue derivado a un nosocomio.

Allí se comprobó que la pared de la vena se regeneró por sí sola en un lapso de dos horas, lo que se terminó comprobando al colocarle un catéter. Luego, al recibir el alta, el actual participante del Stock Car admitió que “los médicos me dijeron que sólo el 14% de las personas que sufrieron lo mismo habían superado la situación sin secuelas”.