Actualidad

06/02/2018

Monger volvió a subirse a un monoplaza

El joven británico giró en un monoposto por primera vez desde el accidente sufrido en abril pasado, tras el que le amputaron ambas piernas.

A casi 10 meses del fortísimo accidente sufrido en Donington, Billy Monger volvió a subirse a un monoposto. El británico, de 18 años, fue parte de una jornada de ensayos en el trazado inglés de Oulton Park junto al equipo Carlin, con el que probó un monoplaza de la Fórmula 3 Británica.

De esta manera, Monger volvió a subirse a un coche con ruedas descubiertas por primera vez tras aquel 16 de abril del año pasado, en el que, siendo parte de una competencia de la Fórmula 4 Británica, se estrelló de lleno contra un monoplaza rival que se había quedado detenido en medio de la pista. Como consecuencia, sus dos piernas debieron ser amputadas.

“Meses atrás, no pensaba que esto iba a ser posible”, comentó el joven a través de las redes sociales, junto a una imagen en la que se lo ve acompañado por el vehículo con el que giró, el cual debió ser adaptado a sus necesidades (se colocó el acelerador en el volante, por ejemplo).

El ensayo fue solo el comienzo de un programa de pruebas que realizará junto a Carlin, con el que buscará adaptarse a una nueva forma de conducir, para así en un futuro cercano poder volver a competir. “Queda un largo camino por recorrer, pero el objetivo se está acercando. Gracias Carlin por hacer posible el día de hoy”, agregó Monger.

Para realizar el ensayo, el joven y su círculo íntimo no solo trabajaron en torno a su rehabilitación, sino que además, y con colaboración de la FIA y la MSA (el ente rector del automovilismo británico), lograron anular la norma que impedía a los conductores con discapacidad competir en monoplazas de carácter internacional.