Actualidad

15/01/2018

Adiós a una leyenda

A los 86 años falleció Dan Gurney. En Fórmula 1 fue piloto-constructor y llevó a su auto a la victoria. Además, ganó carreras icónicas como las 24 Horas de Le Mans y las 12 Horas de Sebring. También sumó éxitos en NASCAR y en la actual IndyCar.

Tras sufrir complicaciones producto de una neumonía, en la jornada de ayer falleció Daniel Sexton Gurney, uno de los pilotos estadounidenses más destacados de toda la historia. Tenía 86 años.

Nacido el 13 de abril de 1931 en New York, Dan desarrolló una dilatada campaña en el deporte motor, llegando a disputar 86 Grandes Premios de Fórmula 1 entre 1959 y 1970. En ese lapso corrió para Ferrari, Porsche, BRM, Brabham y su propio equipo, el All American Racers, con el cual alcanzó su 4° y último triunfo, en el Gran Premio de Bélgica de 1967. Así, se transformó en uno de los pocos pilotos-constructores en vencer en la Máxima, al igual que Jack Brabham o Bruce McLaren.

Además, sumó 19 podios, 3 “poles” y 6 récords de vuelta en la F.1, siendo su mejor resultado final de campeonato el 4° lugar, obtenido en 1961 y 1964.

Gurney también compitió y con éxito en carreras de resistencia, ganando las 24 Horas de Le Mans (1967), las 12 Horas de Sebring (1959), y los 1.000 Kilómetros de Nürburgring (1960). Particularmente, en la prueba disputada en La Sarthe, que venció con un Ford GT40 junto a A.J. Foyt, festejó en el podio lanzándole champagne a la multitud, hecho que desde entonces se convirtió en tradicional en todas las celebraciones del deporte motor.

En su país fue vencedor de carreras de NASCAR, USAC (actual IndyCar) y Can-Am, entre otras. Además, como jefe del AAR (equipo que fundo junto a Carroll Shelby, nada menos) fue vencedor de las 500 millas de Indianápolis (1975), y dominador de la serie IMSA entre 1992 y 1993.

Por último, Gurney también será recordado por la solución denominada “Flap Gurney”, utilizada en los alerones de competición con el fin de incrementar su carga aerodinámica, y puesta en funcionamiento por el AAR a principios de los 70’. Y, como si fuera poco, fue el primero en utilizar casco integral en el nivel más alto del automovilismo mundial, nada menos.