Actualidad

25/10/2017

Cambio de mando

El Autódromo de Buenos Aires vuelve a manos de la Ciudad. ¿Quién es su nuevo responsable? ¿Cómo será esta nueva etapa?

En los siguientes renders se puede apreciar cómo quedaría el remozado Hermanos Gálvez.

Luego de 26 años el Autódromo Oscar y Juan Gálvez vuelve a ser administrado a pleno por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA). CORSA te presenta al nuevo encargado, cómo será su panorama y te adelanta -en exclusiva- cuáles son las obras previstas para 2018.

EL ESTADO A CARGO
Es inminente el inicio formal del fideicomiso, que en lo fáctico comenzó hace unas semanas. El Estado Porteño tomó el manejo y su máximo responsable es Guillermo Feito (54 años), que viene del sector privado y era gerente de ventas y circulación del diario La Nación. “Estoy aprendiendo todo y vinculándome con las categorías y fiscalizadoras. Es un mundo nuevo para mí. Siempre me gustó el automovilismo y como soy de Mar del Plata, de chico mi viejo me llevaba a ver las carreras del TC en Balcarce y Olavarría”, le explicó a La Única. “Aún estamos definiendo nuestro equipo de trabajo, que no creo que supere las diez personas. Estamos esperando los nombramientos. Mi rol no estará solo en el área deportiva si no en lo que concierne a la infraestructura del fideicomiso y en particular a la urbanización detrás de las tribunas”, agregó. “Ya estamos a cargo de la organización de carreras en lo que resta del año y esperando los calendarios del 2018 para empezar a trabajar sobre ellos”, concluyó Feito, quien con su nuevo rol se suma al grupo de trabajo de Diego Santilli, el Vicejefe de Gobierno. Entre las novedades de fechas se confirmó que el Top Race no cierra su temporada en el Autódromo. La Asociación Argentina de Volantes (AAV), que manejó la concesión privada durante un año, solo participará dentro del Oscar y Juan Gálvez con su centro de alto rendimiento, inaugurado el 28/09 y en la entrega y renovación de licencias.

Uno de los accesos principales.

Uno de los accesos principales.

CONTROLES
Un tema punzante en los últimos tiempos fueron las requisitorias de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), entidad independiente del GCBA. Este órgano encargado de habilitar el predio generó en ocasiones algunas complicaciones, como el retraso en la apertura de las puertas para el público en los 200 Kilómetros de Buenos Aires del Súper TC 2000. “La AGC lo que intenta es evitar un nuevo Cromañon. Claro que son casos incomparables, pero lamentablemente, para cada espectáculo en la ciudad donde acudan más de 5.000 personas, siempre se va a necesitar su aprobación. No es un capricho, solo se busca cuidar a la gente”, explicó otra fuente del equipo de Santilli. “En el STC 2000 no se permitió el ingreso porque se rompieron casi todas las carpas de la Fórmula Renault y no estaban dadas las condiciones de seguridad. Si habilitan el predio para 60.000 personas, se debe contar con las ambulancias, baños, salidas acordes y matafuegos necesarios, por citar ejemplos. También se requieren gestiones especiales como la del uso de un drone, ya que un artefacto no se puede poner el aire porque sí”, agregó. “Para 2018 estamos tramitando una habilitación permanente que servirá para todo el año. Con ello no se necesitará un permiso para cada carrera”, aclaró el funcionario.

PROYECTO F-1
Aún no se le devolvió a Charlie Whiting, Director de Carrera de la Fórmula 1 y delegado de la FIA, el plano con las modificaciones que solicitó luego de su visita en agosto. “No tenemos ningún apuro porque la prioridad es el Grado 2 (todas las categorías, menos F-1). Repetimos: aprovechando su paso por el Autódromo, le pedimos a Whiting su opinión para un eventual circuito para la F-1, pero por ahora no se puede solventar semejante gasto”, afirmó la misma fuente. Cabe recordar que para la remodelación hacia el Grado 1 son necesarios 45 millones de dólares.   

Se mejorará el sector del podio.

Se mejorará el sector del podio.

OBRAS 2018
Antes de fin de año se cerrará el presupuesto para los próximos trabajos: ampliación de los boxes, tribunas en ese sector, pavimentación del sector del Talud para mejorar las condiciones de la gente y hacer nuevos accesos para el público. Aún queda parte de los tres millones de dólares, inversión inicial realizada por el GCBA que se destinó para las remodelaciones del presente ejercicio. Mientras tanto se llevan a cabo estudios para definir cómo se van encarar las mejoras en el drenaje en la zona del lago, es decir, la infraestructura de las tareas. En tanto que no se tiene previsto un reasfaltado. “Hablamos con varios pilotos y nos indicaron que el pavimento está bien, que hay pocos circuitos nacionales con un mejor estado, entre ellos el de Termas de Río Hondo”, señaló un portavoz. En tanto que CORSA accedió en exclusiva a los renders de cómo lucirían los boxes, el podio y los palcos, ingresos a las tribunas. De momento no hay plazos ni costos estimados para estos trabajos, pero así se mostraría el Autódromo en el futuro.

A partir de la urbanización, habrá locales de diferentes rubros debajo de las tribunas.

A partir de la urbanización, habrá locales de diferentes rubros debajo de las tribunas.

FIDEICOMISO
Aún no comenzó la licitación para las obras que urbanizarán las 11 manzanas detrás de las tribunas. En el concurso público sumarán más puntos las empresas que se comprometan a construir en menos tiempo. La Única también te muestra cómo quedaría parte de ese sector, en particular la zona posterior y debajo de las gradas. Allí las empresas que integren el fideicomiso, que será a 25 años, dispondrán de la explotación comercial. Las firmas involucradas, en su mayoría automotrices que hoy participan en categorías nacionales o vinculadas al comercio del automotor, tendrán beneficios impositivos e invertirán para las tareas y posteriores mejoras en la zona deportiva del Autódromo. También pagarán un canon mensual para solventar la administración del escenario.

Se termina la transición del manejo privado hacia lo público. Culmina una era y el GCBA ejerce el mando mediante el cumplimiento de la ley Proyecto Villa Lugano que busca la puesta en valor del Autódromo Oscar y Juan Gálvez. Es un camino largo, pero ya se dieron lo primeros pasos.

PorDarío Coronel