Actualidad

04/10/2017

La nostalgia del Circuito 15

El Súper TC 2000 usó uno de los trazados más emblemáticos del Autódromo. Adrenalina en estado puro.

Canapino en pleno curvón Salotto, desconocido por muchos hasta el domingo pasado.

El automovilismo nacional volvió a emplear el Circuito 15 del Autódromo de Buenos Aires Oscar y Juan Gálvez. Fue este fin de semana con los 200 Kilómetros del Súper TC 2000. Se trata de un trazado extenso, veloz y técnico. También está lleno de historia y expone al piloto a una gran exigencia en una vuelta de dos minutos de promedio. 

De 5.968 metros de longitud, el 15 une el 12 con los mixtos del 9. No solo la mayoría de los corredores tuvieron que adaptarse. También los técnicos siendo muy finos en la puesta a punto que sea la acertada en los tramos rápidos, que predominan y el sector lento en los mixtos. Aunque todo el trabajo previo cambió el domingo con la lluvia.  

Este circuito encierra también mucha nostalgia. Es el que empleó la Fórmula 1 entre 1974 y 1981, años de la fiebre por Carlos Alberto Reutemann. Hubo muchos que no lo conocían, como Facundo Ardusso, pero no le impidió al puntero del campeonato hacer la pole position con su Renault. El de Las Parejas clavó un tiempo de 1m59s603, más de 16 segundos del récord que aún ostenta en ese trazado el brasileño Nelson Piquet (Brabham-Cosworth), que se quedó con la clasificación para el Gran Premio de 1981, con 1m42s665. El carioca luego ganó la carrera.

Muñoz Marchesi transita los Mixtos, la zona más lenta del 15.

Muñoz Marchesi transita los Mixtos, la zona más lenta del 15.

Los pilotos quedaron encantados. Mucho público lo pedía. Hay quienes dicen que es el mejor trazado del país. Entonces ¿por qué se usa tan poco? Una respuesta para los dirigentes del automovilismo nacional, más allá de que la parte del lago fue rehabilitada por la ACTC para los 1.000 Kilómetros del TC y la CDA del ACA para la cita del fin de semana.

Es cierto también que en la primera mitad de 2017 esa zona tuvo muchas obras por la colocación de los muros del Circuito Callejero de Puerto Madero, donde hasta este año corrió la Fórmula E. Pero en el caso del Turismo Competición había que remontarse a 2006 como el anterior antecedente...

Lástima el estado de la pista, con algunos charcos grandes, como en el Curvón Salotto y previo a la chicana de Ascari. Se sabía de la lluvia y fue mucha la cantidad de agua caída. También es hora de trabajar sobre el asfalto y mejorar el drenaje del Autódromo, que debería ser repavimentado. Si para esta etapa se aspira a un Grado 2 de la FIA, es imposible imaginar en la zona del lago un auto del WEC si no se hacen esos trabajos.

Hoy es muy difícil encontrar en el mundo un autódromo histórico, de otra época, que conserve sectores de máxima velocidad. Por caso están Silverstone, Monza, Spa-Francorchamps, el remozado Paul Ricard, Le Mans y el Nordschleife de Nurburbring con su recta de tres kilómetros. A Hockenheim lo “mató” Hermann Tilke en 2002. La Argentina y Buenos Aires deben cuidar el Circuito 15 del Autódromo, que encierra adrenalina y nostalgia.

PorDarío Coronel