Actualidad

26/09/2017

¿El Hermanos Gálvez cambia de nombre?

“Ciudad Autódromo” es la nueva denominación que se destaca en el acceso principal del escenario porteño. Desde el Gobierno de la Ciudad afirman que es un cambio “momentáneo”.

Desde hace unos días, al legendario arco de la puerta principal del Autódromo Oscar y Juan Gálvez le falta algo: la marquesina con el nombre de los dos legendarios pilotos. En su lugar sobresale otra denominación: “Ciudad Autódromo”, que está colocada de tal manera que cubre el hermoso mural que hizo Jorge Ferreyra Basso con los hermanos Gálvez, Juan Manuel Fangio y José Froilán González como protagonistas.

El cambio llamó poderosamente la atención, tanto que fue uno de los temas que se trató durante la conferencia de prensa presentación de los 200 Kilómetros de Buenos Aires del Súper TC2000, que se realizan este fin de semana en el escenario capitalino.

“Es momentáneo. El Autódromo se seguirá llamando Oscar y Juan Gálvez”, aseguró escuetamente Diego Santilli, vice jefe del gobierno porteño, quien estuvo en el lanzamiento de la carrera junto a Antonio Abrazian, titular del STC2000; el Ing. Carlos García Remohí, presidente de la CDA del ACA; y los pilotos Esteban Guerrieri (Citroën), Facundo Ardusso (Renault), Matías Rossi (Toyota), Agustín Canapino (Chevrolet), Javier Merlo (Fiat) y Mariano Werner (Peugeot).

Pese a esas palabras, CORSA trató de que indagar más sobre el tema y le insistió a Santilli para que se explaye sobre la singular decisión de “rebautizar” al Autódromo. “Tienen que ver el vaso medio lleno… Acá se hizo una gran inversión para volver a poner en valor al Autódromo. Se seguirá llamando Oscar y Juan Gálvez. No hay nada raro detrás”, explicó.

La denominación original se mantiene en uno de los laterales de la entrada, aunque con letras más chicas que “Ciudad Autódromo”.

La denominación original se mantiene en uno de los laterales de la entrada, aunque con letras más chicas que “Ciudad Autódromo”.

La nueva declaración de Santilli tampoco fue convincente y permite suponer que se quiere imponer el nombre “Ciudad Autódromo” como parte de la renovación que sufrirá el complejo con la “Ley Autódromo” que busca ponerlo en valor a través de un fideicomiso con empresas privadas para crear un polo automotriz en el espacio que está detrás de las tribunas de la recta principal.

Como se suele decir en ciertas ocasiones, el tiempo será testigo si este extraño cambio de nombre del Coliseo del automovilismo argentino fue momentáneo o no…

PorDiego Durruty