Actualidad

31/08/2017

Se expande el Halo

Se presentó en Monza el Fórmula 2 versión 2018, que incluye el polémico aditamento de seguridad.

En el marco del Gran Premio de Italia, a iniciarse mañana, se presentó en Monza el Fórmula 2 versión 2018. Es la primera actualización del monoplaza de la categoría desde 2011, y fue diseñado para ser lo más parecido a la nueva generación de coches de la Fórmula 1.

A simple vista, el cambio más radical lo constituye la implementación del Halo, El elemento de seguridad que adoptará la Máxima desde 2018. Además, se distingue un ancho mayor de su carrocería, acoplada a un chasis nuevo producido por Dallara. En total, el auto será 159 milímetros más largo que el actual y pesará 32 kilos más, mientras que tendrá el mismo ancho que el monoplaza utilizado hasta esta temporada.  

El motor será turbo, de 3.4 litros, suministrado por Mecachrome. Alcanzará los 620 CV a 8.750 rpm, marcando así una clara diferencia con el actual vehículo, de 4 litros V8 de aspiración.

También se actualizaron diversos sectores, como el del DRS, los sistemas virtuales de seguridad y los electrónicos, y la ECU, que podrá ser evolucionada  en los próximos años.

Igualmente, conservará algunos elementos del GP2/11: buena parte de la caja de cambios, el sistema de frenos y algunos componentes de la suspensión. Los neumáticos continuarán siendo Pirelli, pero tendrán el ancho y alto de los F.1 2016.