Actualidad

18/08/2017

¿El STC2000 con motores eléctricos?

Las nuevas tecnologías que dominan el deporte motor a nivel mundial aún no llegaron al automovilismo argentino, aunque directivos no lo descartan para los próximos años.

Mientras la industria automotriz se vuelve eléctrica y autónoma, en nuestro país todo pasa a otra velocidad. Por lo pronto Renault es la única terminal que comercializa un modelo eléctrico (el utilitario Kangoo ZE), mientras que YPF anunció que en 60 días tendrá en funcionamiento un par de surtidores eléctricos en una estación de servicio del barrio porteño de Palermo.

“Al argentino no le gusta que un auto de carreras no haga ruido y eso lo notamos con el público durante las fechas de la Fórmula E en Puerto Madero, pero no hay dudas de que esto es el futuro. Si en algún momento aparece una categoría eléctrica me imagino que sería de un segmento chico. Lo más lógico sería que alguna empresa que fabrique autos de este tipo haga una monomarca para empezar a mostrarlos”, analizó el Ing. Carlos García Remohí, presidente de la Comisión Deportiva Automovilística del Automóvil Club Argentino.

Teniendo en cuenta que el Súper TC2000 se enorgullece de ser “la categoría más tecnológica de Sudamérica” no es descabellado pensar que tome la posta y se transforme en eléctrica. “El camino que están emprendiendo las terminales en este aspecto parece irreversible. Por lo tanto el automovilismo, en algún momento, lo seguirá. Pero creo que las dudas que persisten en nuestro país es si el automovilismo eléctrico es el automovilismo que tenemos todos en la cabeza. Pienso que es una variable vista desde el lado de la gente que hoy le gusta el automovilismo, pero las nuevas generaciones están muy preocupadas por el medio ambiente. Con lo cual podría aceptar un automovilismo sin ruido”, explicó Antonio Abrazian, presidente del STC2000.

“En cuanto a lo que podemos hacer nosotros, creo que todavía falta algo de tecnología para desarrollarlo, pero claramente se puede ir a un modelo eléctrico. Ahora bien, ¿esto reemplazará a lo que tenemos hoy? Nada en el mundo es un reemplazo. Todo va lentamente incorporándose. Yo creo que con el tiempo comenzaremos a ver categorías híbridas o eléctricas”, aclaró.

De la misma manera piensa Ulises Armellini, responsable de equipo Peugeot. “El Súper TC 2000 se tendrá que acomodar a lo que las terminales empiezan a vender, como los autos con motores turbo, híbridos o ciento por ciento eléctricos. Claro que toda transformación en un camino de energías alternativas implica un cambio cultural, que será muy difícil en nuestro país, aunque tarde o temprano habrá que hacerlo”.

Más escéptico fue Javier Ciabattari, responsable técnico del equipo oficial Citroën. “Como está el automovilismo argentino actual, no me lo imagino dentro de veinte años. La actividad está perdiendo calidad, inversión e interés. Hay demasiada política y lucha interna. Acá se hacen negocios y el deporte quedó a un lado. De continuar la actividad tampoco me imagino un auto del Súper TC 2000 con una tecnología muy superior a la que tenemos hoy. No veo que se estén haciendo las cosas como corresponde, con un pensamiento global del automovilismo. Por ejemplo, no se trabaja en la regeneración de energía, tener una batería, ni siquiera llegamos al turbo y estamos con motores aspirados que se rompen... ”.

VER TAMBIÉN
EL FUTURO YA LLEGÓ

PorDiego Durruty y Dario Coronel