Actualidad

21/02/2017

A tomar nota

Se presentó el calendario de fechas nacionales en el Oscar y Juan Gálvez. Entre ellas se confirmó el TC para el 6/8 y la vuelta del TN, el 12/11. Más novedades del Autódromo.

Ayer por la tarde en el Palacio de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se presentó el calendario de carreras nacionales en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez, que luego de 13 años volverá a recibir a las cuatro categorías más importantes. 

Con el anuncio se ratificó el inicio del Super TC 2000 para el 26 de marzo, que tambien tendrá sus 200 Kilómetros el 1/10. En tanto que el Top Race retorna luego de seis años, corriendo el 28/5 y cerrando su temporada el 3/12. Se confirmó que el TC festejará sus 80 años de vida el 6/8. Mientras que el TN regresará luego de 13 años, el 12/11.

El evento fue encabezado por el Vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli; los presidentes de las categorías, Antonio Abrazian (STC 2000), Hugo Paoletti (TN), Alejandro Urtubey (Top Race), el gerente de la ACTC, Fernando Miori; y el presidente de la CDA del ACA, Carlos García Remohi. El presidente de la ACTC, Hugo Mazzacane, no pudo estar presente por un viaje programado con anterioridad.

"Que el Autódromo vuelva a tener actividad nacional es otro paso para poder recuperarlo, como hicimos con el Teatro Colón o la Usina del Arte", dijo Santilli, quien además se comprometió a analizar una posible ayuda para las categorías zonales, que también correrán este año en el Hermanos Gálvez. El número 2 del GCBA ratificó la inversión inicial de 3 millones de dólares para el Autódromo. 

Para que estos eventos prosperen hay que solucionar la problemática planteada por los requerimientos de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), un ente autártico del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA). CORSA averiguó que el GCBA elevó un recurso ante la Procuración General de la Ciudad para que destrabe la situación donde confluyen tres leyes: a favor la Ley Autódromo y la Ley del Deporte. En contra, la Ley de Eventos Masivos, la 5.641, impulsada luego de la tragedia de Time Warp, en una fiesta electrónica en un complejo de Costa Salguero, el 16/04/16. Basándose en las diferencias de espectáculos y magnitud del predio, del Autódromo siendo el más grande de la Ciudad con 160 hectáreas, el GCBA espera tener el visto bueno antes del arranque del STC 2000 y con ello ya no estarían la exigencias de la AGC.

Cabe recordar que la base de este impulso por el Oscar y Juan Gálvez es la mencionada Ley Autódromo o Proyecto Villa Lugano, sancionada el 7/12/16, donde se apunta a un fideicomiso a 25 años con el 51 por ciento a cargo de la Ciudad, donde empresas privadas y comercios vinculados al automovilismo y comercio automotor, tendrán beneficios impositivos y podrán explotar de forma comercial las 41 hectáreas que están entre la Avenida Roca y las tribunas. Ese sector será urbanizado. De prosperar el fideicomiso y con el aporte de los privados, se completaría la puesta en valor del Autódromo en un plazo de 18 meses. 

A propósito del Autódromo y de sus obras que ya se llevan a cabo, comenzó el traslado de los muros del Circuito Callejero de Puerto Madero donde corrió la Fórmula E, para bordear el lago. Entre este sector y la pista habrá un cordón de guard rail. Se suma una cama de leca en el Curvón Salotto. Esta versión mejorada del Circuito 12 estará terminada en mayo. 

A su vez la semana pasada el Coliseo porteño fue revisado por el español Carlos Bertrand, responsable de homologar autódromos en Latinoamérica para la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Según Diego Mesa, comisario deportivo de la CDA del ACA, para lograr un Grado 3 de FIA (todas las categorías menos F-1 y WEC) sólo serían necesarios unos pocos trabajos, entre ellos la reubicación del guard rail en la zona de Ascari, orientándolo hacia afuera. 

Además se supo que el nuevo sector destinado al Race Control (Control de carrera), para que los comisarios deportivos puedan analizar mejor las maniobras, sería en la vieja torre de control que está en el ingreso a los boxes, la cual, si no es posible su actualización, se tiraría abajo y se levantaría un nuevo edificio, siendo esta alternativa la más viable.

Superadas las trabas por la AGC y la continuidad en las obras, puede decirse que todo se encamina a la recuperación del Autódromo de Buenos Aires Oscar y Juan Gálvez. La confirmación de la vuelta después de 13 años de las cuatro categorías más importantes no es poca cosa. 

 

PorDarío Coronel