Actualidad

01/11/2016

El Rallycross se hace eléctrico

El Red Bull Rallycross que se disputa en Estados Unidos confirmó que tendrá una clase exclusiva para autos eléctricos en 2018.

No hay dudas: el automovilismo se está volviendo eléctrico. Y muestras de eso hay de sobra, empezando por la Fórmula E que está transitando su tercer campeonato. Ahora la división que decidió hacerle un lugar a los autos eléctricos es el Red Bull Rallycross de Estados Unidos.

El torneo, que tiene entre sus protagonistas a pilotos como el brasileño Nelsinho Piquet, el estadounidense Tanner Foust, el australiano Kris Atkinson y el japonés Toshihiro Arai, anunció que tendrá una clase especial para este tipo de vehículos a partir de la temporada 2018.

“Esta clase eléctrica añadirá una nueva dinámica que nunca va a sustituir la fórmula actual, pero que será una parte importante de nuestra expansión”, explicó Colin Dyne, CEO de Red Bull Global Rallycross.

La división principal del certamen se llama Supercars y permite autos con motores turbo y más de 600 CV de potencia que aceleran de 0 a 100 km/h en 1,9 segundos.