Actualidad

20/07/2016

Rossi, Guerrieri y Milla, testers de lujo

La Fórmula 4 Latinoamericana invitó a Matías Rossi, Esteban Guerrieri y Matías Milla a probar sus monopostos. Los pilotos del TTA quedaron contentos con la experiencia.

Matías Rossi, Esteban Guerrieri y Matías Milla, quienes tuvieron un destacado paso por los monopostos en el inicio de sus campañas deportivas, se subieron a autos de la Fórmula 4 Sudamericana durante unas pruebas de la categoría en el circuito uruguayo de El Pinar. Los pilotos del equipo Toyota en el Súper TC2000 accedieron a estos ensayos gracias a una invitación de Tato Salaverría, responsable de la división.

“Fue una muy linda experiencia con los autos. Volvimos a recordar buenas viejas épocas. Me encontré con una categoría muy profesional. Giramos con tres autos intercambiándolos y la pasamos genial porque nos gustan los Fórmulas. En mi caso no me subía a uno desde 2002 cuando corría en la Súper Renault. Nos llevamos muy buenas sensaciones y seguramente es una experiencia que vamos a repetir porque fue un día hermoso”, contó Rossi, campeón en aquel 2002 de la extinta división de monopostos argentina.

El internacional Esteban Guerrieri agregó: “Fue excelente la prueba, muy interesante y positiva. La categoría trabaja muy ordenada, con datos precisos y sus ingenieros hacen muy buen análisis. Todo eso es muy bueno para llevar a los chicos y darle las primeras armas en los monopostos. Los autos son espectaculares, de nivel europeo y lo disfrutamos muchísimo”.

Mientras que Matías Milla destacó: “Estoy muy contento por la invitación de la Fórmula 4 Sudamericana. Para los chicos que comienzan es muy bueno porque se trabaja como debe ser, como en Europa”

Las diversas salidas que hicieron los invitados fueron presenciadas por algunos de los pilotos que corren actualmente como Santiago Aguiar, Andrés de Araujo, Juan Manuel Casella, Nicolás Martínez y Federico Moreira. “Fue muy provechoso que los chicos pudieran ver a estos pilotos de primer nivel y poder comparar los datos que se fueron adquiriendo con el correr de la prueba. Además de ser muy lindo trabajar con ellos fue una prueba muy productiva”, contó Salaverría.

“Lo más interesante de la prueba fue el intercambio que fueron realizando los pilotos con los vehículos. Nos sirvió a nosotros como ejercicio para chequear que todos los autos funcionaran iguales. Fue fabuloso porque anduvieron muy parejos y el mejor tiempo de Guerrieri lo hizo con el auto de Rossi, pero por centésimas, así que fue una prueba rica en la adquisición de datos”, contó Nicolás Etchamendi, responsable técnico de la categoría.