Actualidad

16/12/2015

El adiós a un amigo

A los 54 años falleció Leo Monti, uno de los grandes constructores que tuvo el automovilismo argentino.

Es difícil despedir a los amigos. Más cuando uno compartió mucho tiempo, así sea en medio de los boxes de un autódromo. Pero hoy toca decirle adiós a Leo Monti, alguien que hizo mucho por el automovilismo desde su rol como constructor.

Leo nació en la localidad cordobesa de Marcos Juárez el 2 de junio de 1961. Hizo experiencia en autos de la Fórmula Renault y de la Fórmula 3 Sudamericana antes de llegar al TC 2000 y destacarse como un ingenioso constructor.

En la categoría de turismo tuvo su momento de gloria en la década de 1990 con los títulos logrados por Omar Martínez (1998) y Juan Manuel Silva (1999). También se destacó a fines del 2000 con José María López (campeón en 2008 y 2009).

Su espíritu inquieto lo llevó a construir un prototipo para el Dakar, que aún hoy participa en la legendaria carrera que desde 2009 se disputa en Sudamérica.

Amable, analítico y trabajador siempre se fue en busca de sus sueños. Por eso se lo va a extrañar.

PorDiego Durruty