Fórmula E

25/09/2018

“Tiene de todo”

Así describió Felipe Massa al trazado de Ad-Diriyah, el cual se dio a conocer esta mañana. Será el que albergue la primera competencia de la historia de la Fórmula E en Arabia Saudita.

Alejandro Agag (CEO de la Fórmula E), junto a Susie Wolff (directora del equipo Venturi) y Felipe Massa (uno de sus pilotos) se hicieron presentes en Ad-Diriyah.

El próximo 15 de diciembre, la Fórmula E iniciará su quinta temporada. Los Gen2 harán su estreno en Arabia Saudita, país que por primera vez albergará una competencia de la categoría eléctrica. Más precisamente, esta mañana una comitiva de la categoría ha visitado la ciudad de Ad-Diriyah, donde se presentó el trazado que los monoplazas recorrerán.

El mismo, que aún no ha recibido el visto bueno de la FIA, cuenta con 2.847 metros de longitud y 21 curvas, de las cuales habrá tanto lentas como rápidas. A priori, se lo puede distinguir en dos sectores bien marcados: el primero, que presenta una serie casi innumerables de virajes consecutivos, y el segundo, que es sumamente veloz.

Felipe Massa, flamante integrante del equipo Venturi, describió el trazado árabe: “En la primera curva ya existe una oportunidad para sobrepasar. Luego, habrá una secuencia de curvas muy complicadas y técnicas, en las que creo que será clave funcionar bien para lograr el tiempo de vuelta, ya que con cometer un error en solo una de ellas podés perder una o dos décimas fácilmente. En el final del circuito hay curvas de alta velocidad y un sector muy rápido, que estoy seguro que será divertido e interesante para recorrerlo”.

En líneas generales, el ex F.1 reconoció que “este circuito tiene de todo, incluyendo algunos desniveles, por lo que no será una pista fácil para los pilotos”.

El trazado de Ad-Diriyah estará emplazado en una zona histórica de la ciudad, rodeado de murallas.

El trazado de Ad-Diriyah estará emplazado en una zona histórica de la ciudad, rodeado de murallas.

Por otro lado, la categoría confirmó que Saudi Arabian Airlines (SAUDIA), será el patrocinador oficial de la carrera, y también la aerolínea de la especialidad. La firma saudí es la misma que entre 1978 y 1984 auspició al equipo Williams de Fórmula 1, que en dicho lapso tuvo, entre otros pilotos, al argentino Carlos Alberto Reutemann.