Fórmula E

05/12/2017

Sin reclamo

Audi decidió no apelar la desclasificación de Daniel Abt, quién en pista había sido el vencedor de la carrera dominical en Hong Kong.

En su primer fin de semana como equipo oficial de la Fórmula E, Audi estuvo a tiro de la victoria. En la pista la consiguió, de la mano de Daniel Abt, quién se impuso en el segundo de los dos ePrix que se celebraron en Hong Kong. Sin embargo, tras las revisacioens técnicas y administrativas, el alemán fue excluido de la competencia, por lo que el triunfo quedó en manos de Felix Rosenqvist (Mahindra).

El inconveniente no se relacionó con una posible ventaja antirreglamentaria a raíz de algún elemento de los monoplazas utilizados por el teutón, sino más bien con una mala inscripción en el pasaporte técnico de uno de los vehículos, debido a que los datos colocados en las etiquetas de los inversores y motores diferían de los presentados en el documento.

Si bien en un principio Audi había anunciado que iba a apelar la sanción, finalmente no lo hizo. “Si bien es un error administrativo, y que no supuso ninguna ventaja deportiva, aceptamos la decisión de la FIA”, comentó Allan McNish, director del equipo, al sitio web de la categoría eléctrica.