Fórmula E

28/09/2017

La máquina para dar batalla

Audi presentó el e-tron FE04, el futuro del automovilismo de energía eléctrica.

Audi presentó su primer auto de carreras totalmente eléctrico. El Audi e-tron FE04, con el que la marca competirá en la Fórmula E, refleja la transformación de la compañía: de fabricante clásico de autos Premium a proveedor de movilidad con visión de futuro en la pista de carreras.

"Después de casi 40 años de estar activo con éxito en el automovilismo del más alto nivel, Audi ahora se convierte en el primer fabricante alemán de automóviles listo para competir en la Fórmula E con el fin de probar y avanzar el desarrollo de nuevas tecnologías para la producción", afirmó Peter Mertens máximo Responsable de Desarrollo Técnico de AUDI AG.

"Después del quattro, el TFSI, el TDI, el híbrido y muchas otras innovaciones esta es un gran primera muestra de nuestro plan de producto en el campo de movilidad eléctrica que denominamos Audi e-tron", agregó.

En la Fórmula E se les permite a los equipos y fabricantes desarrollar el grupo motopropulsor que consiste en el motor, la transmisión, las partes de la suspensión y el software correspondiente. La combinación del motor y la transmisión es la pieza central del Audi e-tron FE04.

Los ingenieros de Audi se concentraron principalmente en el diseño de la unidad de motor-generador para una eficiencia cada vez mayor. Para transmitir la potencia a las ruedas, el equipo Audi Sport ABT Schaeffler utilizará una transmisión de alta eficiencia en la temporada 2017/2018.

"Junto con nuestro socio tecnológico Schaeffler, hemos desarrollado un tren de potencia completamente nuevo", comentó Dieter Gass, director de Audi Motorsport. "Se puede deducir esto inmediatamente al mirarlo. Este auto también suena diferente porque estamos buscando nuevos caminos en la tecnología."

Una nueva y progresiva estética en blanco, verde metálico y negro como colores básicos viste al Audi e-tron FE04 diferenciándolo claramente del auto en el que Lucas di Grassi ganó el título de campeonato de Fórmula E en julio pasado. Por primera vez en su carrera, el brasileño de 33 años está entrando en una nueva temporada de competencia a bordo del auto número "1" como defensor del título.