Fórmula E

31/07/2017

Se tomó revancha

Lucas di Grassi se coronó como monarca de la Fórmula E batiendo a Sébastien Buemi, a un año de perder el título justamente contra el suizo. A pesar de su dilatada trayectoria, recién este fue su primer campeonato.

La espera de más de tres lustros llegó a su fin. Lucas di Grassi, de 32 años, se coronó por primera vez. Ocurrió en la Fórmula E, misma categoría en la que compite desde mediados de 2014 (cuando los monoplazas eléctricos iniciaron su primer certamen), y en la cual el año pasado perdió el título con Sébastien Buemi, nada menos que en la última fecha (a la que llegó como líder), y con una polémica maniobra que dejó dudas sobre su accionar.

Esta vez, la última cita fue en Montreal, y fue él quien llegó relegado en el torneo, a 10 unidades del suizo. Sin embargo, un mal desempeño del piloto del Renault e.Dams y la victoria y un 7° puesto del brasileño le alcanzaron para ser campeón.

“Pienso en mi historia, de mucha lucha y de muchos campeonatos terminando cerca de la corona. Ahora soy feliz”, destacó el sudamericano, subcampeón de la Fórmula 3 Sudamericana en 2003 y de la GP2 en 2007, donde además acumuló dos 3os lugares en 2008 y 2009.

Pensando en el certamen donde obtuvo 2 victorias, 7 podios y 11 "Top 10" sobre 12 carreras (sólo abandonó en París tras accidentarse), el nacido en San Pablo destacó que “fue una cuestión de mucha disciplina y mucho trabajo. Competí dos carreras con una pierna rota (N. de la R.: las corridas en Berlín, donde fue 2° y 3°), con mucho dolor, pero todo valió la pena para conquistar el título, tanto para mí como para Brasil”.

De esta manera, el ex piloto de Fórmula 1 fue el segundo brasileño en consagrarse en la categoría, tras lo hecho por Nelson Piquet Jr. en la primera temporada.

Foto: AP.