Fórmula E

03/04/2017

“No tengo consuelo”

José María López se mostró frustrado por el desenlace del ePrix de México, donde contó con serias chances de triunfar.

Desde su ingreso en la Fórmula E, José María López mostró una interesante evolución en su rendimiento, que hasta el momento tuvo su pico más alto el pasado sábado, cuando en el ePrix de México llegó a ser firme candidato a la victoria.

La equivocación cometida al intentar superar por fuera a Jerome d’Ambrosio (Future Dragon Racing) mientras luchaba por el segundo lugar, y con serias intenciones de arrimarse y superar a Lucas di Grassi (ABT Schaeffler), el vencedor, le quitó un podio que tenía prácticamente asegurado.

“Por como terminó la carrera no tengo consuelo”, se sinceró Pechito, que llegó a liderar buena parte de la contienda, luego de partir 2° y aprovechar el abandono de Oliver Turvey (NextEV NIO), el líder.

El gran inconveniente del argentino fue la segunda aparición del auto de seguridad: “Me jugó una mala pasada, porque puso a dos rivales que no se encontraban en la lucha a pelear por la victoria y ello me llevó a equivocarme mientras intentaba superar a uno de ellos”, explicó, pensando en di Grassi y d’Ambrossio, quienes al detenerse de manera temprana se “encontraron” con las primeras ubicaciones tras el reinicio.

Sobre la maniobra de la curva 1, que terminó condicionando su tarea, manifestó que “d’Ambrosio se defendió de más y al atacarlo por la parte externa me hizo pisar la tierra. Eso me llevó a perder la zona trasera del auto y terminar en trompo”.

Quienes se encontraban delante suyo contaban con aproximadamente un 25% menos de batería, por lo que era toda una incógnita saber si culminarían la carrera (algo que finalmente d’Ambrosio no logró). Igualmente, Pechito intentó la arriesgada maniobra porque “no tenía tiempo que perder. Di Grassi ya se estaba escapando y debía alcanzarlo. Además, Vergne (el 4°) me estaba presionando”.

Tras caer al 13er puesto realizó una importante remontada, que también fue favorecida por incidentes ajenos, por lo que pudo culminar 6°. Fue su mejor resultado en las cuatro fechas del certamen 2017.

A pesar del sinsabor, el balance terminó siendo positivo: “Está bueno ver lo rápido que me adapté a la categoría, porque cuando uno hace este cambio no sabe si va a rendir o si le va a caer bien el auto. Poder ser competitivo ya es algo que me llena de orgullo, es lo que todo piloto anhela”, explicó Pechito, que tendrá revancha nada menos que en Montecarlo, el próximo 13 de mayo.