Fórmula E

28/03/2017

A demostrar para qué está

El DS Virgin llega a México con la firme intención de presentar el verdadero potencial del DSV-02, de la mano de José María López y Sam Bird.

A poco más de un mes de la visita de la Fórmula E a Buenos Aires, la categoría vuelve al ruedo en México, con la disputa del ePrix en el Autódromo Hermanos Rodríguez de la capital mexicana.

Allí dirá presente el DS Virgin, que con José María López y Sam Bird buscarán demostrar el verdadero nivel del equipo, que solamente ha obtenido un podio en lo que va de la temporada (2° con el inglés en Marrakech).

Tras lo que fue el liderazgo de Bird en Hong Kong, y los positivos parciales (siendo además el más rápido en un entrenamiento) de Pechito en Buenos Aires, el equipo buscará conseguir un positivo resultado en el trazado de 2.092 metros, a donde se alcanzan los 210 Km/h, segunda velocidad máxima de la temporada.

López acumula sendos 10° lugares en las últimas dos carreras, destacándose en las calles de Puerto Madero, donde llegó a luchar por la “pole” y realizó una fantástica remontada, tras partir 20°.

“Será complicado llegar a México el mismo sábado por la mañana, pero hicimos mucho trabajo en el simulador para prepararme de la mejor forma”, destacó el argentino, que no será parte del shakedown del viernes como consecuencia de su presencia en la presentación del equipo Toyota del WEC, en Monza,.

“Después de la lucha que mantuvimos en Buenos Aires y conseguir un punto, cada vez me siento mejor en el coche", agregó el tres veces campeón del mundo de WTCC, que disputará su cuarta prueba en la especialidad.

Bird, participante del anterior ePrix en el país norteamericano, buscará mejorar el 6° puesto logrado en aquella ocasión. “Voy a México con una actitud muy positiva después de lo difícil que fue el sábado en Buenos Aires”, comentó, a lo que agregó que “si conseguimos una buena posición de largada, estaremos muy cerca del podio. Creo en el equipo y en nuestro monoplaza como para poder lograrlo”.