Fórmula E

28/03/2017

A enchufarse

La Fórmula E volverá al ruedo el próximo sábado con el ePrix de México, única cita de la temporada a disputarse en un circuito convencional.

Tras lo que fue su paso por Buenos Aires, la Fórmula E retornará a la acción el 1° de abril, en lo que será su segunda visita al Autódromo Hermanos Rodríguez de la ciudad de México. El escenario, reformado íntegramente para recibir a la Fórmula 1 desde 2015, es el único que visita la categoría eléctrica en toda la temporada, que tiene como una de sus bases la disputa de sus competencias en trazados callejeros.

Al igual que el año pasado, se utilizará el óvalo que rodea a la zona de boxes, a lo que se suma el siempre atractivo Foro Sol con sus imponentes tribunas, totalizando 2.092 metros de cuerda.

El certamen viene siendo dominado por Sébastien Buemi (Renault e.dams), que se adueñó de las tres primeras competencias del año, marcando el récord de éxitos consecutivos. A 29 puntos del líder se encuentra Lucas di Grassi (ABT Schaeffler), que llega a México para tomarse revancha de lo acontecido el año pasado, cuando tras vencer fue desclasificado, como consecuencia de que su monoplaza no contaba con el peso mínimo establecido.

Por su parte, José María López (DS Virgin) seguirá con su proceso de adaptación, que ya generó interesantes trabajos parciales, como se vio en Buenos Aires. Allí, Pechito finalizó 10° tras partir 20° y último, luego de complicada clasificación en la que estuvo cerca de marcar la “pole”.

Los mexicanos tendrán una razón más para ir a ver el ePrix: Esteban Gutierrez, que quedó fuera de la F.1 para este año, hará su debut en la categoría con el equipo Techeetah, ocupando la plaza dejada por Ma Qing Hua.

"Entrar en una categoría tan competitiva como esta sin pruebas previas será un desafío, pero el equipo ha demostrado que tienen un auto potente, por lo que juntos haremos nuestro mayor esfuerzo para tener un gran fin de semana", aseguró el mexicano.