Fórmula E

31/01/2017

Futuro incierto

La carrera del próximo 18 de febrero en Puerto Madero sería la última de la categoría eléctrica en el país.

Hasta ahora la carrera del 18 de febrero en Puerto Madero sería la última de la Formula E en Buenos Aires. La renovación del contrato está en duda porque el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (GCBA) quiere utilizar un nuevo circuito que comprendería el Autódromo porteño y calles adyacentes del barrio de Villa Riachuelo, algo que no convence a la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y a Liberty Media, empresa a cargo de la categoría.

¿Por qué el GCBA no quiere más la fecha en un Puerto Madero? Se requieren 20 millones de pesos para su armado y esa misma cantidad para buena parte de la recuperación de la Catedral del automovilismo nacional. 

El panorama para la continuidad no pinta alentador a pesar de que el promotor local, Eduardo Ramírez, le afirmó a CORSA que, “tenemos dos alternativas para hacer la carrera en la Ciudad. Aún no puedo decir nada”. La última palabra la tendrán las autoridades porteñas y el responsable de la categoría, el español Alejandro Agag. “La Ciudad solo paga el armado del circuito. No se abona canon por la carrera”, agregó Ramírez. “La excepción de México en el Autódromo Hermanos Rodríguez se debe al poderío económico de la organización local”, aclaró el empresario.  

Habrá que ver cómo se dan los hechos cuando se corra la tercera fecha de la temporada 2016/2017, justo cuando competirá el crédito argentino José María López (DS Virgin). Ese fin de semana será clave. Puede ser que sea la única y última vez que veamos a Pechito en vivo y en directo en la categoría de autos con motores eléctricos.

PorDarío Coronel