Fórmula E

10/10/2016

Un debut con sabor amargo

José María López no pudo terminar el ePrix de Hong-Kong. Su auto quedó dañado tras un toque con su propio compañero de equipo...

La etapa de José María López en la Fórmula E no tuvo el mejor inicio ya que abandonó en el ePrix de Hong-Kong, primera fecha del campeonato 2016/2017 de la categoría eléctrica.

El cordobés, que llegó al DS Virgin Racing con sus tres títulos del WTCC bajo el brazo, comprobó en los primeros metros de la prueba que tendrá que pagar el derecho de piso. Así quedó reflejado con el toque que tuvo con su propio compañero de equipo, el inglés Sam Bird, cuando ambos luchaban por el tercer lugar tras la largada.

En la previa, Pechito sacó a relucir su cualidad de adaptarse rápidamente a cualquier categoría y escenario. Después de ser 12º y 20º en los entrenamientos, sorprendió a todos en la clasificación al lograr el tercer lugar a solo 152/1000 del poleman brasileño Nelson Piquet (NEXTEV NIO). No solo fue el mejor ubicado de los cinco debutantes, sino que relegó al cuarto puesto al propio Bird…

Más allá de la buena posición de partida, López aspiraba a cumplir con su principal objetivo: terminar la carrera y acumular más kilómetros en esta división llena de tecnología.

Hizo una buena partida, pero no le alcanzó para cuidar la cuerda en la primera curva. Salió abierto de la variante y con Bird a la par. Inevitablemente, se tocaron y el argentino sufrió la peor parte al dañarse la suspensión de su DSV-02. Eso lo retrasó en el pelotón hasta quedar 16º. Pese al inconveniente se mantuvo en la pista con la idea de llegar a la mitad de la competencia para aprovechar el cambio de auto, pero en la 15ª vuelta la suspensión se rompió definitivamente, perdió el control del vehículo y terminó contra el paredón.

“Pasó lo peor que podía ocurrir porque yo quería sumar kilómetros. Mi largada fue buena, aunque debería haber mantenido la cuerda en el primer frenaje, pero creí que mi compañero me iba a cuidar un poco la espalda. Después Sam no me dejó lugar para doblar y nos tocamos… De todo se aprende, pero esto no volverá a pasar...”, explicó el piloto de Río Tercero, que deberá esperar al 11 de noviembre para tomarse revancha en la segunda cita del certamen en Marruecos.

PorDiego Durruty