Fórmula E

26/05/2015

Sin buenas noticias

El estado de salud de Jules Bianchi no se ha modificado en el último tiempo. El francés de 25 años continúa en estado crítico. Su padre Philippe contó detalles.

En la previa al Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, Philippe Bianchi brindó una entrevista a Canal+ de Francia. Fue en el Principado, justamente, donde su hijo Jules sumó sus únicos dos puntos en la Máxima gracias al noveno puesto con el modesto Marussia. Ello ocurrió hace un año, apenas unos meses antes del trágico accidente que protagonizó el 5 de octubre en Suzuka y que dejó al joven francés de 25 años en estado crítico.

“Lo primero es que Jules está vivo y creo que eso es lo más importante para nosotros. Está luchando, seguro, con las herramientas que tiene, con su fuerza física sobre todo. No estoy seguro de que tiene el poder de hacer muchas cosas a nivel neurológico, pero está claro que verle luchando nos da ánimos. Es importante para nosotros y mientras haya vida, hay esperanza, incluso aunque tengamos que esperar por un milagro tras un golpe tan violento”, asegura Philippe.

Desde hace poco más de siete meses que la familia Bianchi vive momentos muy difíciles. Crueles. “Cada día es difícil, pero cada jornada que pasa, vemos que aún está vivo y eso nos motiva para mantenernos a flote. Hoy estamos en una situación de estancamiento porque las evoluciones neurológicas de Jules no son como quisiéramos. Cada noche dormimos con el teléfono al lado y cuando nos levantamos por la mañana pensamos en la vida de Jules, pero también en la muerte porque tenemos que ponernos en situación de que le pueden ocurrir muchas cosas. Es horrible”, afirma el padre de quien estaba marcado como uno de los pilotos del futuro en la Máxima y que desde noviembre se encuentra internado en un centro médico de Niza, Francia.