Endurance

07/06/2018

Pensando a futuro

La temporada 2020 del WEC contará con una categoría principal distinta a la actual LMP1, que presentará libertad sobre el diseño de los vehículos y cuyos equipos tendrían un presupuesto 75% menor que el actual.

En la reunión del Consejo Mundial de Deporte Motor de la FIA, realizada en Filipinas, uno de los temas tratados fue la reglamentación técnica que estará vigente en la categoría más importante (hoy la LMP1) del Mundial de Resistencia a partir de 2020.

Como principales novedades, se acordó que habrá “libertad de diseño para las marcas, basadas en el concepto de ‘Hypercar’”, tal como reconoció la propia Federación en un comunicado. Además, se buscará que los equipos cuenten con un presupuesto de apenas una cuarta parte del utilizado en la actualidad. Por otro lado, se aprobó un plan para alentar la participación de mujeres en la categoría.

Los primeros dos puntos se desarrollarán más profundamente en los próximos días, en el marco de la semana previa a las 24 Horas de Le Mans. De acuerdo con lo manifestado por Autosport, ello sucederá el viernes 15, cuando el Automóvil Club de l'Ouest (ACO), promotor del WEC, lleve a cabo su tradicional conferencia de prensa.

Según el medio europeo, la intención del nuevo reglamento, denominado provisionalmente como “GTP”, es que los equipos oficiales participen con un prototipo basado en uno de sus vehículos deportivos. El mismo deberá contar con un sistema de tecnología híbrida, pero cuya incidencias será menor en relación a los vehículos actuales.

En las reuniones de conformación de las normas participaron Toyota, Ferrari, McLaren, Aston Martin y Ford, todas firmas de peso en la historia de las competencias de resistencia.  

 

Foto: Prensa Toyota Gazoo Racing.