Endurance

02/05/2018

Expectativas renovadas

José María López comenzará este fin de semana su segunda temporada en el Mundial de Resistencia. Será en Spa-Francorchamps, donde conducirá por primera vez el Toyota TS050 Hybrid.

Pechito (el 4° de izq. a der.), entre Fernando Alonso y Kamui Kobayashi.

Este fin de semana, José María López centrará esfuerzos en el mítico circuito de Spa-Francorchamps, donde el Mundial de Resistencia comenzará su súper temporada 2018-2019. El argentino, que iniciará su segundo torneo en una de las principales categorías del deporte motor, se presentará nuevamente de la mano de Toyota, que renovó la confianza en el cordobés para conducir uno de los dos modelos de la marca.

El TS050 Hybrid N°7 volverá a ser el prototipo al que se subirá Pechito, compartiendo butaca con Kamui Kobayashi y Mike Conway. Como particularidad, esta será su primera vez en el escenario belga con un LMP1, ya que el año pasado se ausentó de la prueba tras el fuerte accidente sufrido en Silverstone, en su primera competencia en la categoría.

“Estoy muy emocionado por correr en Spa-Francorchamps con un LMP1”, señaló el cordobés, que el pasado fin de semana fue parte de la prueba que la Fórmula E disputó en París, donde culminó 10°. Con respecto al largo receso, comentó que “hemos trabajado duro, por lo que esperamos ser competitivos para darle un buen resultado al equipo”.

La primera fecha, cuya competencia será de seis horas de duración, cuenta con 37 inscriptos: 10 LMP1, 8 LMP2, 10 LMGTE Pro y 9 LMGTE Am. La principal novedad será el debut de Fernando Alonso en la discplina, al mando del TS050 Hybrid N°8.