Endurance

08/01/2018

“Fue un fin de semana positivo”

Fernando Alonso se mostró satisfecho con sus primeros kilómetros en Daytona, donde disputará la competencia de 24 Horas a fin de mes.

Este fin de semana, Fernando Alonso fue parte de los tres días de pruebas oficiales celebrados en el Daytona International Speedway, donde participaron equipos y pilotos que disputarán las 24 Horas de Daytona los próximos 27 y 28 de enero.

En su primera vez en el trazado estadounidense con el Ligier JS P217, mismo vehículo que utilizará en la exigente competencia, el español alternó la conducción del mismo con sus compañeros de tripulación, los británicos Lando Norris y Phil Hanson, durante los siete entrenamientos y la única tanda de clasificación (para determinar el orden de los boxes) celebrados entre viernes, sábado y domingo.

“Fue un fin de semana positivo. El objetivo era trabajar con el equipo, con mis compañeros y empezar a compartir todo y adaptarse, y eso es lo que conseguimos”, comentó el bicampeón mundial de Fórmula 1, que junto a sus compañeros concluyó 12° la sesión clasificatoria, de la que participaron 44 máquinas.

El Ligier del español en acción.

El Ligier del español en acción.

Con respectivo a las diferencias entre el tipo de competencia que afrontará (de resistencia) con respecto a la F.1, comentó que “probablemente la mayor sorpresa fue ver el poco tiempo que pasás en el auto, las sesiones no fueron muy largas y lo  compartís, así que perdés un poco de tiempo con los cambios de piloto, de reglajes y acabás dando pocas vueltas, pero eso es parte del juego”.

Justamente, los cambios de piloto le trajeron un problema extra al asturiano: la ubicación del cinturón de seguridad. Afortunadamente para él, “ahora están bien, son todos de nuestras tallas”, tal como aseguró al finalizar el fin de semana.

“Aún hace falta hacer algunos cambios en el asiento porque cuando hacés más vueltas, descubrís más problemas. En una carrera corta, como por ejemplo de Fórmula 1, podés lidiar con ello, pero aquí querés asegurarte de que todo esté perfecto y cómodo porque pasás muchas horas en el coche”, explicó quién afronta su primera participación en Daytona con el objetivo de acumular experiencia para un hipotético debut en las 24 Horas de Le Mans junto a Toyota.

Además de las modificaciones mencionadas, Alonso cree que también hay que mejorar el rendimiento del vehículo: “Aún es pronto, son solo pruebas, pero necesitamos encontrar más ritmo. Ojalá seamos más competitivos cuando volvamos para la carrera”, aseguró.

Al ser una competencia que durará un día entero, parte de la misma se disputará de noche. “En las pruebas estuve bien, no hubo una gran diferencia con respecto al día. En F.1 tenemos algunas carreras nocturnas, y este circuito está bastante bien iluminado, así que no encontré mayores problemas con eso”, comentó el ibérico, que tampoco manifestó inconveniente alguno con el tráfico: “tenía un poco de miedo, porque siempre hay riesgo cuando superás a algún auto o más si hay dos luchando entre sí, pero al fin y al cabo es algo normal a lo deberemos enfrentarnos”.

Por último, agradeció el cariño del público norteamericano: “Estuvieron geniales, me dieron de nuevo una gran bienvenida. Vinieron muchos fanáticos de la IndyCar, con réplicas del casco que utilicé en Indy y remeras. Fue bueno experimentar eso una vez más”.