Endurance

22/11/2017

Se sigue preparando

Tras girar con el Toyota de LMP1, Fernando Alonso probó en Aragón el Ligier con el que será parte de las 24 Horas de Daytona.

De aquí para allá. Así es el cierre de año para Fernando Alonso. El objetivo de la Triple Corona, que lo llevó a participar de la próxima edición de las 24 Horas de Daytona, le generó una tercera semana de noviembre más que ajetreada. Tal es así que tras el viernes se habrá subido a tres vehículos de competición bien diferentes en apenas seis días.

La seguidilla la inició en Bahrein, donde el pasado domingo probó por primera vez el Toyota TS050 Hybrid de la división LMP1 del WEC. Ayer, en el circuito español de Aragón, tuvo su contacto inicial con el Ligier JS P217, prototipo de la serie IMSA, y con el cual debutará en la carrera norteamericana de larga duración el próximo 27 de enero. Por último, el fin de semana será parte del Gran Premio de Abu Dhabi de Fórmula 1, última cita del año de la Máxima.

Sobre el ensayo realizado con el Ligier del equipo United Autosports (propiedad de Zak Brown, director de McLaren), el español reconoció que “resultó muy divertido de manejar. Fue una prueba excelente”.

“Estoy contento con todo lo que hemos hecho hoy, el auto va muy bien y el equipo es fantástico”, comentó el bicampeón del mundo de F.1. Además, destacó la importancia haber realizado esta prueba antes de los ensayos de pretemporada del IMSA (del 5 al 7 de enero), que también serán en Daytona: “Fue una jornada valiosa para aprender todo lo necesario sobre el coche, sobre todo los botones del habitáculo”, expresó.

Tras probar con los prototipos, Alonso tomará rumbo a Abu Dhabi, donde buscará darle el mejor cierre posible a la relación McLaren-Honda.