Endurance

06/03/2017

Con futuro incierto

Las posibles normas que regirían en el Campeonato Mundial de Resistencia a partir de 2020 siembran dudas en Toyota, que podría dejar la especialidad.

A fines de noviembre pasado, la FIA decidió “congelar” el reglamento técnico de los coches de LMP1, participantes del Campeonato Mundial de Resistencia, hasta 2019 inclusive. Si bien faltan poco menos de tres años para su renovación, ya se empiezan a avisorar las modificaciones, que tanto el ente madre del deporte motor como el Automovil Club de l’Ouest, promotor de la categoría, tienen en mente.

La importante baja de costos sería uno de los ápices de la nueva normativa, buscando alentar la presencia de una mayor cantidad de fabricantes en la divisional donde actualmente solo Porsche y Toyota tienen representación, tras la ida de Audi a fines del pasado año. Peugeot, participante de la categoría (antes de denominarse WEC) hasta 2011, es una de las marcas interesadas en retornar, pero solo si se logra achicar el presupuestario.

Una de las claves para llegar al mencionado objetivo sería la reducción de la tecnología híbrida, lo que no sería visto de la mejor manera por Toyota. “Nuestra principal razón para participar en el WEC es desarrollar tecnología específicamente híbrida, por lo que sería casi imposible aceptar dar un paso atrás”, señaló Pascal Vasselon, director técnico de Toyota Motosport GmbH, a Autosport.

En base a ello, Vaselon aclaró que en pos de las nuevas regulaciones habrá que “encontrar una solución donde todo el mundo pueda conseguir el nivel en el que quiera competir y además que sea una competición bien apretada".

Desde las altas esferas, se manifestó que “aún nada está acordado ni decidido. Queremos discutir todas las posibilidades para tener una reducción de costos masiva en 2020”, tal como aclaró Vincent Beaumesnil, el director deportivo de la ACO.

Recordemos que ya a partir de este año se introdujeron medidas para atraer a más fabricantes, como la eliminación de la cantidad de configuraciones aerodinámicas y de motores a usar por temporada, además del aumento del uso de combustible por vuelta.