Endurance

08/02/2017

Palabra autorizada

A raíz de la nota publicada por CORSA, Enrique Scalabroni dio detalles sobre lo que fueron las pruebas secretas de Pechito López con el Toyota LMP1 del WEC.

La gran noticia recibida el pasado jueves 2 de febrero sigue dando que hablar. El anuncio de la llegada de José María López al equipo Toyota del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC, por sus siglas en inglés) permitió develar secretos y demás situaciones vividas por el propio piloto cordobés para acceder a la tan deseada butaca.

Como publicamos en CORSA días atrás, Pechito debió superar una selección de la que participaron nada menos que doce candidatos. Aquel trabajo fue realizado por los directivos de Toyota luego de una serie de pruebas secretas realizadas en febrero del año pasado, en el circuito de Aragón, donde el argentino se subió por primera vez a un vehículo LMP1 de la marca japonesa.

El experimentado ingeniero argentino Enrique Scalabroni, al dar cuenta de la nota publicada por La Única, no dudó en contactarse a través de las redes sociales y brindar más detalles sobre lo que fueron aquellas jornadas de ensayos. “Fue el mejor de todos por una muy buena diferencia sobre el segundo, y sin tener experiencia en este tipo de autos. ¡Genial Pechito!”, escribió el consagrado técnico con paso por equipos de Fórmula 1 como Williams y Ferrari, elevando aún más lo realizado por López con el coche nipón.

Lo hecho por el oriundo de Río Tercero volvió a ser contundente, tanto para que los directivos de la firma asiática lo confirmen como piloto del Toyota TS050 HYBRID n° 7, como para que un sabio de la talla de Scalabroni, que vio de cerca lo hecho por figuras de la F.1 durante las últimas décadas, no escatime en elogios hacia su figura.