Novedades

01/02/2017

El AMG GT Roadster, estrella del Super Bowl

El spot “Easy Driver”, dirigido por los famosos hermanos Coen, tiene como protagonista a Peter Fonda y al imponente automóvil.

El próximo 5 de febrero, cuando la final del Super Bowl se celebre en Texas, miles de millones de televidentes podrán sentir a través de la pantalla la potencia del AMG GT Roadster, el nuevo súper deportivo de Mercedes-Benz. El vehículo aparecerá en los anuncios del evento que reúne una audiencia superior a los 100 millones de espectadores.

“Easy Driver”, dirigida por el dúo ganador del Oscar, los hermanos Joel y Ethan Coen, une al legendario actor Peter Fonda de 76 años con el nuevo Mercedes-AMG GT Roadster. Juntos redescubren el sentido de libertad y aventura que Fonda solía experimentar en sus viajes en moto a través de las vastas llanuras americanas en la clásica road movie Easy rider de 1969.

El Mercedes-AMG GT Roadster permite sentir la cercanía de la ruta y el sonido de su motor biturbo V8 de 4.0 litros en su extremo más extremo. Al vehículo deportivo lo acompaña la canción “Born to be wild” (Nacido para ser salvaje) que juega como un pseudo slogan para transformarse en Built to be wild” (Construido para ser salvaje).

El film muestra cómo un grupo de motociclistas, que todavía se aferra al viejo sueño de la libertad sobre dos ruedas, tienen que aprender cuánto ha cambiado el tiempo. Los duros conductores se divierten en un bar de la legendaria Ruta 66. El buen humor termina abruptamente cuando los ciclistas notan que sus motos han sido bloqueadas por un nuevo Mercedes-AMG GT Roadster.

Peter Fonda cambió su moto por el AMG GT Roadster.

Peter Fonda cambió su moto por el AMG GT Roadster.

 

El espectador tiene la sensación de que tanto el auto como su conductor están en problemas. Pero cuando, de repente, se enciende deja a los motociclistas perplejos preguntándose si tal vez, después de todo, es hora de re hacer sus tatuajes. Es Peter Fonda, un ícono del mundo de la moto, que demuestra la versión moderna de cómo vivir el "sueño americano" con un rugido de su motor y el humo de sus neumáticos.