Novedades

01/02/2017

Le puso el Moño al verano

Chevrolet Argentina donó pelotas de fútbol a chicos de escuelas públicas de la ciudad de Mar del Plata.

Previo al comienzo del partido de Boca-River en el estadio José María Minella, Chevrolet junto a su concesionario Comar de la ciudad de Mar Del Plata realizó la donación de pelotas virtualmente indestructibles a chicos de esa ciudad, en el marco del programa global One World Play Project que impulsa la marca Chevrolet en todo el mundo.

Con el objetivo de contribuir al desarrollo e integración de los niños y jóvenes de nuestras comunidades más cercanas, la empresa entregó pelotas a representantes de más de 30 entidades que incluyen instituciones educativas, escuelas de fútbol y asociaciones de la comunidad marplatense, beneficiando así a más de 6.500 chicos.

Las organizaciones que recibieron las donaciones simbólicamente en la previa del partido son Club Social y Deportivo 2 de Mayo, Asociación Civil “El Pulga”, Asociación Civil “La Primavera del Jardín”, Escuela Marplatense de Fútbol Infantil (EMFI), Casita Cultural y Deportiva “Parque Palermo”, Escuelas de fútbol “La Gloria”, “Jesús te ama” y “Parque Hermoso”, y los programas Envión de los barrios Belgrano y Dorrego.

“La iniciativa One World Play Project nos permite colaborar y ayudar a niños y jóvenes de toda la Argentina. El compromiso es colaborar con la comunidad, en este caso, a través del deporte que es el vehículo ideal para acercarnos a las nuevas generaciones porque creemos que el futuro se construye a través del desarrollo de los más chicos”, afirmó Bernardo García, Gerente de Comunicaciones y Responsabilidad Corporativa.

Las pelotas donadas han sido desarrolladas con una tecnología que las hacen casi indestructibles, que jamás se desinflan y le permiten soportar condiciones muy duras sin gastarse.

Durante el último trimestre de 2016 se entregaron más de 1000 pelotas a niños y jóvenes de comunidades de las provincias de Córdoba y Buenos Aires, así como de Misiones, Corrientes y Entre Ríos de la mano de la organización no gubernamental Red Comunidades Rurales, en colaboración con los concesionarios Chevrolet de esas provincias como lo son González Automotores y Coinauto.