Novedades

03/10/2016

Renault TREZOR: Las baterías al poder

En el Salón de París la casa del rombo presenta este concept de un purasangre eléctrico.



POR HERNANDO CALAZA

Renault sigue con sus ambiciosos planes eléctricos y anticipa que está para mucho más con el TREZOR, un concept de perfil deportivo que obviamente se mueve luego de pasar algún tiempo cerca de un enchufe.

Si bien sus proporciones son propias de un GT, con un capot interminable y la cabina atrasada, el Renault TREZOR se mete en el campo de los superdeportivos con un largo de 4.700 mm y un ancho de 2.180 mm que duplica su altura de solo 1.080 mm. Siendo tan bajo, el acceso a sus dos plazas queda garantizado por el propio techo que se eleva como la cúpula de un Jet.

La cabina ofrece una combinación retro-futurista con madera roja y tres pantallas OLED. Un dato curioso son los dos huecos en la parte superior del tablero que cumplen la función del baúl con espacio para dos valijas.

Mecánicamente, este concept del rombo recurre a un chasis de fibra de carbono y un motor derivado del utilizado en la Fórmula E que descarga sus 354 CV en las ruedas posteriores. Combinando este poder con una masa de 1.600 kg, el TREZOR alcanza los primeros 100 km/h en menos de 4 segundos.

La alimentación llega de dos grupos de baterías, unas montadas adelante y las otras en la zaga, que cuentan con sistemas de refrigeración independientes, alimentados por bocas frontales que cambian su apertura.

El despliegue tecnológico del Renault TREZOR se completa con tres modos de manejo, Neutral, Sport y Autónomo. En el tercer caso, el volante se hace más grande para facilitar la visibilidad y la carrocería se ilumina para dar aviso al resto de los conductores, ¿será que en el rombo no confían en sus sistemas autónomos?