500 Millas Indianápolis

27/05/2012

Con dedicatoria

Dario Franchitti ganó las Indy 500 y le dedicó el triunfo a su amigo Dan Wheldon. Es el tercer éxito del escocés en el legendario óvalo.


El escocés Dario Franchitti (Chip Ganassi Racing) se adjudicó la 96º edición de las 500 Millas de Indianápolis. Se trata de su tercera victoria en esta tradicional competencia de la IndyCar tras las conseguidas en 2007 y 2010. El neocelandés Scott Dixon, compañero de Franchitti, terminó segundo. Tercero, en tanto, fue el brasileño Tony Kanaan (KV Racing).

Franchitti llegó a la última vuelta de la carrera como líder pelando la posición con el japonés Takuma Sato, quien en un intento agónico por ganar tocó al escocés y terminó estrellándose contra el muro.

El ganador le dedicó el trofeo a Dan Wheldon, el piloto que perdió la vida el año pasado en la última carrera del año y que, justamente, había vencido en 2011. "Todo el mundo allá arriba era un amigo de Dan, y eso lo dice todo. Todo el mundo lo quería", dijo Franchitti, mientras se escuchaban tradicionales gaitas por el sistema de altavoces.

La viuda de Wheldon, Susie, fue al carril de la victoria a felicitar a Franchitti, que ocultó sus lágrimas de gozo tras un par de gafas de sol blancas similares a las que solía usar el inglés.

En esta edición de las Indy 500 hubo en total 35 cambios de líder, lo que destrozó el récord de 29 impuesto en 1960 en la carrera ganada por Jim Rathmann.