500 Millas Indianápolis

19/05/2012

La magia de las Indy 500

Las 500 Millas de Indianápolis, la carrera más importante del automovilismo estadounidense, exige un mes de preparativos.

@
El cronograma de un fin de semana de cualquier categoría del mundo suele ser de tres días: los entrenamientos libres del viernes, la clasificación del sábado y la carrera del domingo. Lo mismo ocurre en la IndyCar de Estados Unidos, aunque en su calendario hay una competencia cuya actividad se desarrolla a lo largo de todo un mes: las 500 Millas de Indianápolis.

La importancia de esta prueba, que tradicionalmente se disputa el último domingo de mayo, es tal que algunos equipos y pilotos solo participan en esta prueba. De hecho, la cantidad de competidores de la división yanqui es de 26 autos, pero en Indianápolis hay más de 30.

En los últimos diez días, la pista estuvo abierta para el Programa de Orientación para Novatos, diseñado para los pilotos que competirán por primera vez en esta prueba. La jornada para los principiantes es supervisada por ex pilotos y corredores en actividad. Este año los “maestros” fueron el holandés Arie Luyendyk y el brasileño Tony Kanaan. Una vez que los novatos pasan exitosamente el test, pueden seguir girando en los días de pruebas y luego en la clasificación.

Una vez terminado los entrenamientos, que esta vez se extendieron del jueves 10 al viernes 18, el Indianápolis Motor Speedway es escenario de uno de los momentos con más adrenalina: el “Pole Day”. En esta instancia, que se realiza el sábado 19, los pilotos tienen siete horas de actividad para asegurarse largar desde el primer lugar. Aquel que haya hecho el mejor promedio en cuatro vueltas lanzadas, tiene el honor. En esta jornada también se definen las otras 23 posiciones de la grilla. Mientras que los lugares entre el 25º y el 33º se resuelven el domingo en el denominado “Bump Day”.

El lunes 21, martes 22 y miércoles 23 no hay actividad. El jueves 24 solo sale a pista la Indy Lights, donde corre el argentino Esteban Guerrieri, para realizar la clasificación que ordenará la grilla de la prueba que se celebrará al día siguiente.

El viernes 25 los IndyCar salen a girar para el “Carburation Day”, donde los equipos tienen una hora para realizar los ajustes finales a los vehículos. Para entretener a los espectadores se realiza el “Pit Stop Challenge”, donde los equipos se baten a duelo para determinar quién es el más veloz en cambiar los neumáticos.

El gran día es el domingo 27. Después de una ceremonia que incluye una suelta de globos, el himno estadounidense y la ejecución de la canción “Back Home Again in Indiana”, se inicia la carrera con la famosa frase "Damas y caballeros, enciendan sus motores".