500 Millas Indianápolis

25/03/2014

Emotiva vuelta

El tres veces ganador de las 500 Millas de Indianápolis, Dario Franchitti, conducirá el Auto de Seguridad en la edición 2014 de esta histórica carrera.

Un durísimo accidente sucedido en octubre del año pasado en las calles de Houston, al que sobrevivió de milagro, lo obligaron a retirarse del automovilismo al mes siguiente a causa de las secuelas físicas que dejó. Ahora, Dario Franchitti, un histórico de las competencias de monoplazas en los Estados Unidos, regresa a hacer lo que más le gusta, desde otro lugar.

El escocés fue elegido para conducir el Auto de Seguridad en la 98° edición de las 500 Millas de Indianápolis, carrera en la que se impuso en tres oportunidades (2007, 2010 y 2012). La mítica competencia se disputará el 25 de mayo, y Franchitti guiará el pelotón al mando de un Chevrolet Camaro Z/28 2014.
"Es un tremendo honor para mí ser convocado para conducir el pace car para la Indy 500. Como piloto y como ganador de esta gran carrera tres veces, voy a disfrutar cada minuto de encabezar el pelotón. Aunque no estaré compitiendo en el espectáculo, será lo más cerca que podré estar de la acción", expresó.
"Él es un verdadero campeón que se ha ganado el respeto y la admiración de competidores y fanáticos por igual. Va a ser muy especial tener a Dario liderando el lote hasta la bandera verde en el Indianapolis Motor Speedway", comentó Jim Campbell, vicepresidente de la división deportiva de Chevrolet en Estados Unidos. Será la octava vez que un Camaro sirva como Auto de Seguridad, y la vigésimo quinta que un Chevrolet cumplirá tal función.
La reaparición de Franchitti como piloto del pace car representa también un nuevo paso en su carrera deportiva y es también un gran cambio para él. Paralelamente asumió el rol de piloto de desarrollos para el Chip Ganassi Racing, una de las estructuras más importantes del automovilismo norteamericano.
"Estamos emocionados de ver a Dario Franchitti de vuelta en el Brickyard, donde ha logrado hitos muy importantes en su exitosa campaña. No sólo su presencia emocionará a los fans, sino que también suma una importante página a la extensa historia de Chevrolet junto a las Indy 500", señaló el presidente del Indianapolis Motor Speedway, Doug Boles.