24 Horas de Le Mans

25/04/2011

El secreto del Audi R18 TDI

El nuevo auto de la casa alemana, con el que pretende ganar las 24 Horas de Le Mans de este año, es auténtico embajador de la tecnología de construcción ligera denominada Ultra.


Las 24 Horas de Le Mans son un verdadero banco de pruebas para las empresas automotrices. Por eso desde hace unos años Audi y Peugeot se la pasan innovando en esta competencia, en la que se alternaron en la victoria en los últimos tiempos. Para la edición 2011, la fábrica alemana alistará el modelo R18 TDI que fue concebido usando el concepto de construcción ligera denominado Ultra.

"El diseño ligero es un factor muy importante en Le Mans porque un coche liviano también es un coche más eficiente", asegura el Dr. Wolfgang Ullrich, responsable del departamento de competición de Audi. "La fibra de carbono es ideal para el diseño de construcción ligera. Hicimos deliberadamente que este material y la tecnología Ultra de construcción ligera fuesen visibles en Le Mans”, agregó.

A pesar de que en Le Mans hay un peso mínimo de 900 kilos para los autos de la categoría LMP1, el objetivo es producir un vehículo que pese significantemente menos para optimizar la distribución del peso con la ayuda de lastre y bajar el centro de gravedad lo más posible.

"Con el R18 TDI cada componente se ha optimizado de forma lógica atendiendo al peso. Esto afecta del mismo modo al chasis y la carrocería que a la caja de cambios y el motor. Hemos quitado del coche cada gramo superfluo", aclara Martin Mühlmeier, Director de Tecnología en Audi Sport.

Aunque las pruebas realizadas hasta ahora son exitosas, la prueba de fuego del Audi R18 TDI serán las mismas 24 Horas.