24 Horas de Le Mans

16/06/2014

Dominio alemán

Audi hizo doblete en la legendaria carrera, que tuvo varias alternativas y un final emotivo. La casa de Ingolstadt sumó su 13° triunfo en el historial.

La 82a edición de las 24 Horas de Le Mans fue realmente apasionante ya que las tres marcas más importantes que presentaron sus prototipos de la clase mayor, Audi, Porsche y Toyota, tuvieron chances de lograr la victoria. La gloria final quedó para la marca de Ingolstadt, que metió a dos de sus R18 e-tron en los dos primeros puestos. El triunfo fue para el equipo formado por el alemán Andre Lotterer, el suizo Marcel Fassler y el francés Benoit Treluyer; que aventajó por tres vueltas al que compartieron el danés Tom Kristensen, el español Marc Gené y el brasileño Lucas di Grassi (lideraban la carrera a falta de un par de horas, pero perdieron 17 minutos en boxes para cambiar el turbo).

De esta manera, Audi consigue su 13er éxito en la legendaria carrera y el quinto consecutivo; mientras que el trío Lotterer-Fassler-Treluyer logró su tercer triunfo después de los logrados en 2011 y 2012. Toyota, con el francés Nicolas Lapierre, el inglés Anthony Davidson y el suizo Sebastian Buemi completó el podio a cinco vueltas del vencedor.

La prueba cambió su fisonomía a las 4.30 de la madrugada del domingo, cuando el Toyota TS040 Hybrid número 7 del austríaco Alexander Wurz, el francés Stéphane Sarrazin y el japonés Kazuki Nakajima, que había liderado la prueba durante catorce horas saliendo desde la pole, desertó por un problema eléctrico.

Los dos Audi tuvieron que parar a cambiar el turbo y cuando lo hizo el número 1 (el de Kristensen, Gené y Di Grassi) quedó en la vanguardia el Porsche pilotado por el alemán Timo Berhnard, el australiano Mark Webber y el neozelandés Brendon Hartley. Sin embargo, el auto de la firma de Stuttgart tuvo fallas mecánicas y le dejó el triunfo en bandeja a la otra marca del Grupo Volkswagen…

PorDiego Durruty