Dakar

14/01/2019

Sprint final

La versión 2019 de la carrera más dura del mundo entró en su fase final con tres de sus categorías casi definidas.

Nasser Al-Attiyah.

La singular versión del Dakar 2019 entró en su fase final luego de descansar en Arequipa el sábado y volver a la acción ayer con la sexta etapa entre Arequipa y San Juan de Marcona. Si bien aún faltan varios kilómetros para llegar a Lima en tres de las cinco categorías de esta extenuante prueba los ganadores parecen casi definidos. Aunque está claro que en el Dakar nunca hay nada dicho.

En autos el qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) se encamina hacia su tercera victoria tras las logradas en 2011 con Volkswagen y en 2015 con MINI. De los pilotos que arrancaron como candidatos es el único que hasta ahora no tuvo mayores inconvenientes como sí ocurrió con el español Carlos Sainz (MINI), que dañó su auto en la tercera etapa; o el francés Sébastien Loeb (Peugeot), que también penó en el tercer día de carrera al perderse por errores en la hoja de ruta. Al-Attiyah solo encontró resistencia en Stéphane Peterhansel (MINI), pero en la sexta especial el francés perdió minutos valiosos. Tal es así que fue superado en la general por el propio Loeb, nuevo escolta de Al-Attiyah a casi 40 minutos.

En cuatriciclos Nicolás Cavigliasso (Yamaha) cuenta con una ventaja tranquilizadora y tiene todas las fichas para liderar un podio íntegramente argentino. Mientras que en camiones, el ruso Eduard Nikolaev (Kamaz) mantiene a raya a su compañero y compatriota Dmitry Sotnikov, el único en condiciones de batirlo. Es que Andrey Karinov, el otro integrante del equipo, fue excluido por atropellar a un espectador y no auxiliarlo; mientras que el holandés Gerard De Rooy (Iveco) se mantenía, al cierre de esta edición, a más de una hora y media del líder.

La categoría que está realmente entretenida es la de motos, que ya tuvo tres punteros distintos: el español Joan Barreda (Honda), que tras liderar las dos primeras jornadas desertó en la etapa 3; el estadounidense Ricky Brabec (Honda) y el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna), quien volvió a la punta de la competencia gracias a su triunfo el domingo. El trasandino no la tuvo fácil ya que se le rompió el road-book en el kilómetro 90 del tramo cronometrado y sobre el final debió aminorar el ritmo por temor a quedarse sin combustible. Sin embargo, sacó provecho de los retrasos de Brabec y el inglés Sam Sunderland (KTM). Ambos habían iniciado la jornada como líderes de la prueba, pero se retrasaron al abrir la ruta.

Pablo Quintanilla.

Pablo Quintanilla.

En la general, Quintanilla le saca 4m38 a Brabec y 5m17 al australiano Toby Price (KTM), quien sigue dolorido de su muñeca derecha. El argentino Kevin Benavides (Honda), en tanto, está cuarto y pretende subir al podio a base de atacar en estos últimos días.

Por último, la joven división Side by Side entrega otro buen espectáculo con la intensa lucha entre los chilenos Rodrigo Moreno (Can-Am) y Chaleco López (Can-Am), el ruso Sergei Kariakin (BRP), el español Gerard Farrés (Can-Am) y el brasileño Reinaldo Varela (Can-Am). El quinteto ha ganado etapas y tiene una cerrada lucha por el primer lugar que cambia de manera constante.

En esta versión de la carrera más dura del mundo tampoco faltaron las polémicas. Principalmente, la que tuvo al road-book como protagonista. Hubo varias quejas por un error en la etapa 3, algo que desde la organización admitieron. No obstante, descartaron enmendar su falla, mal que le pese a Loeb, el principal perjudicado al ceder más de media hora por el descuido de ASO.

Con cuatro días aún de competencia el Dakar 2019 parece tener a la mayoría de sus campeones coronados. ¿Habrá alguna sorpresa?

PorDiego Durruty