Dakar

07/01/2019

Objetivo: Destronar a KTM

El equipo oficial Honda tiene cinco pilotos para lograr el triunfo en motos, entre ellos el argentino Kevin Benavides.

En 2001 el italiano Fabrizio Meoni lograba la primera de sus dos victorias al hilo en motos en el Dakar. Pero su éxito no fue un dato más. Es que KTM inició con ese éxito una racha triunfal que se extendió de forma seguida hasta 2018. Este año Honda buscará otra vez bajar a la casa austriaca y recuperar la corona en las dos ruedas luego de 30 años.

La marca japonesa tiene entre su plantel a dos pilotos que quieren superar sus segundos puestos, el argentino Kevin Benavides (2018) y el portugués Paulo Gonçalves (2015). La lista se completa con el español Joan Barreda Bort, el principal ganador de etapas en actividad dentro de la categoría (22), el prometedor chileno José Ignacio Cornejo (10º en 2018) y el estadounidense Ricky Brabec (9º en 2016). En su staff de colaboradores figuran los veteranos portugueses, Rúben Faria y Hélder Rodrigues.

“Hasta hoy, siempre hubo pequeños errores que no permitieron que Honda se imponga”, explica Rodrigues, quien para esta ocasión fue contratado como consejero especial para sus compañeros. “Hablamos tanto de errores de pilotaje o navegación en pista como de fallas en la estructura del equipo por lo que se ha decidido dar un paso más en cuanto al profesionalismo y cuidar al máximo todos los detalles”, agregó el lusitano.

Pese a no tener la fórmula segura del éxito, no cabe duda de que Hélder puede nombrar las cualidades y los (pequeños) defectos de sus tres pilotos principales. “Benavides es rapidísimo, un gran trabajador y también ha progresado en cuanto a navegación. Tiene que estar ahí delante. Lo único es que es un poco joven y le falta algo de experiencia. Respecto de Barreda Bort, es un piloto con experiencia y he corrido mucho con él. No cabe duda de que es un vencedor en potencia y de que ya tendría que haber ganado. Su único problema es que no ha tenido la oportunidad hasta ahora. Y Gonçalves es capaz de ir muy fuerte al principio, pero su operación reciente tras la lesión por la rotura del bazo le podría pasar factura”, dijo Rodrigues, que no quiere dejar fuera de la lista a Brabec “porque podría ser la sorpresa del Dakar”.

El portugués le tiene fe a sus muchachos y no puede concebir otro futuro que no sea la victoria de un piloto de Honda el 17 de enero en Lima: “¡Este año es nuestro año!”, asegura. ¿Cortarán la racha de KTM?

PorDarío Coronel