Dakar

02/10/2018

El nuevo “dream team” del Dakar

Stéphane Peterhansel, Carlos Sainz y Cyril Despres representarán al X-Raid en la próxima edición de la Odisea, al mando de sendos buggy de Mini.

A poco más de un mes de la aparición de los rumores que situaban a Stéphane Peterhansel, Carlos Sainz y Cyril Despres en el equipo X-Raid para la próxima edición del Rally Dakar, la escuadra alemana confirmó dicha información. De esta manera, afrontará el rally más difícil del mundo con pilotos que entre si suman ¡20! triunfos en la prueba.

Los ex integrantes del equipo Peugeot (marca que tras el pasado enero dejó el Dakar) se subirán a sendos Mini John Cooper Works Rally, el buggy que la escuadra liderada por Sven Quandt incorporó al Dakar nueve meses atrás.

“Contar con estos pilotos es obviamente algo de ensueños, no solo por sus resultados sino también por la experiencia que tienen”, señaló Quandt, quién además reconoció que tanto Sainz como Despres ya realizaron una buena cantidad de kilómetros a bordo del buggy.

El Mini John Cooper Works Rally con el que Peterhansel, Sainz y Despres afrontarán el Dakar 2019.

El Mini John Cooper Works Rally con el que Peterhansel, Sainz y Despres afrontarán el Dakar 2019.

Por su parte, Sainz, último vencedor del Dakar, competirá por primera vez no solo con dicho vehículo, sino también con la escuadra alemana: “Es un nuevo desafío para mí, y soy muy optimista en que lo podremos afrontar de la mejor manera. Estamos bien preparados”, reconoció el Matador, antes de reconocer que “me encanta el trabajar, desarrollar y obtener lo mejor de un auto nuevo”.

Con respecto a lo hecho en los últimos meses junto al X-Raid, el ganador en dos ocasiones de la Odisea, y que mantendrá a Lucas Cruz como su navegante, comentó: “Hemos trabajado muy duro hasta ahora y el Mini ha dado un gran paso adelante. Estoy contento con el auto, y aún tenemos tiempo para desarrollarlo más”.

Quién vuelve a la estructura tras cinco años es Peterhansel: “He ganado dos veces el Dakar con este equipo (2012 y 2013), por lo que tengo muy buenos recuerdos. Estoy feliz de volver”, afirmó Monsieur Dakar, que ya suma 13 éxitos en la prueba. Sobre el Mini, el francés reconoció: “Es muy divertido y fácil de manejar. Hicimos algunos cambios en el chasis y eso nos permitió reducir el peso”.

Despres completará el trinomio que se subirá a los buggy de Mini y que contará con el auspicio de Red Bull: “Definitivamente soy un piloto de buggy”, expresó el cinco veces monarca del Dakar en motos, quién también catalogó al vehículo como “muy divertido para manejar”. Además del equipo y del auto, también contará con copiloto nuevo, su compatriota Jean-Paul Cotret, que fuera navegante de Peterhansel en las pasadas ediciones.

Además de lo expresado por los pilotos, el equipo reconoció que el Mini John Cooper Works Rally “completó miles de kilómetros de prueba en Marruecos y Europa”, en los que se logró, además de una baja en su peso, la optimización de otros componentes del buggy. “El equipo ha dado  un gran paso adelante, particularmente en términos de electrónica, y ha mejorado el rendimiento del auto”, reza el comunicado oficial.

La primera puesta en pista del vehículo con dos de sus nuevas figuras (Sainz y Despres) se llevará a cabo en el próximo Rally de Marruecos, a realizarse del 4 al 9 de octubre. Peterhansel también participará del evento, pero a bordo de un UTV de Yamaha, con el que compartirá tripulación con su esposa, Andrea Mayer. Todo apunta a que, en caso de que la experiencia sea positiva, realicen juntos el próximo Dakar.

 

Fotos: Red Bull Content Pool.