Dakar

28/08/2018

Otro ejemplo de superación

La próxima edición del Desafío Inca contará con un navegante con síndrome de down, hecho inédito en la historia del Dakar Series.

El Rally Dakar y sus competencias preparatorias cuentan con una larga data de participantes mal llamados “discapacitados”, como lo fueron en el último tiempo Albert Llovera o Phillipe Croizon. Este año, y más precisamente el Desafío Inca (a disputarse del 14 al 16 de septiembre), volverá a contar con un hombre que supo dejar atrás los prejuicios generados por no contar con capacidades similares a las de sus rivales: Lucas Barrón.

El peruano, de 24 años, será el primer participante con síndrome de down del Dakar Series, según informó Marca Perú a través de las redes sociales. El joven lo hará como navegante nada menos que de su padre, Jacques, en el equipo “Barrón X 2”, tripulando un UTV.

“Muchas personas piensan que a los chicos como yo se nos cierran las puertas, pero por suerte yo siempre las he podido abrir y hoy me encuentro frente a la más grande: el reto de correr el Dakar con mi papá”, escribió Lucas en la página del equipo en Facebook, dando a entender que será parte del Desafío con el firme objetivo de utilizarlo como preparación para el Dakar 2019.