Dakar

07/08/2018

“Va a ser un desafío muy grande”

Desde la organización del Desafío Inca aseguraron que la 3ª edición, a celebrarse en el próximo mes, contará con una gran variedad de dunas en sus casi 1.000 kilómetros de recorrido por el desierto de Ica.

Del 13 al 16 de septiembre se celebrará en Perú la 3ª edición del Desafío Inca, prueba que este año toma una relevancia mayor debido a que su recorrido será similar al de buena parte del Dakar 2019.

El evento contará con tres etapas, las cuales totalizarán cerca de 1.000 kilómetros. Según Juan Valdivia, director deportivo del Desafío, “las especiales tendrán un recorrido de manejo muy técnico en las dunas, con importantes exigencias para la navegación”.

La superficie, que será de arena en su totalidad, se encuentra situada en el desierto de Ica. Allí, los pilotos deberán sortear “zonas de gran variedad de dunas: quebradas ágiles, zonas muy fofas de arena y otras de grandes dimensiones”, según argumentó Valdivia. Todo esto hace que “para varios vaya a ser un desafío muy grande”.

Además, si bien en cada etapa se recorrerá en dos ocasiones un mismo trazado (tal como sucedió años anteriores), en el último paso de cada parcial habrá “sorpresas inesperadas en la navegación”, lo que generará que los participantes deban ser “muy finos” a la hora de ver el "roadbook".

De cara al Dakar 2019, Valdivia reconoció que “esta es la mejor oportunidad para entrenar manejo y navegación. Para los expertos va a ser una intensa prueba y van a quedar listos para el Dakar ‘100% Perú’. A los que recién empiezan, se les recomienda no seguir huellas: buscar navegar por sus propios medios y así ir afinando experiencia para mayores retos”.