Dakar

23/01/2018

Misión cumplida

El ex motociclista Isidre Esteve, en silla de ruedas desde 2007 a causa de una lesión medular, terminó 21º con un auto con los mandos adaptados al volante.

El español Isidre Esteve completó su segundo Dakar consecutivo en coches y, por primera vez, lo hizo entre los mejores. El ex motociclista, que está en silla de ruedas desde 2007 a raíz de un accidente que le ocasionó una lesión medular, finalizó 21º a bordo de un prototipo BV6 del Sodicars Racing.

Además, culminó 4º en su categoría T1.2 reservada a los todoterreno 4x4 diesel modificados y se despidió del Dakar 2018 con el gran honor de ser el segundo mejor español de la general en coches, tras el ganador Carlos Sainz (Peugeot).

“Estamos muy satisfechos con nuestro papel en este Dakar tan exigente. Le otorgamos un gran valor al hecho de haber llegado hasta aquí, después de superar numerosos obstáculos y jornadas realmente complicadas que nos han llevado al límite. Hemos cumplido nuestro objetivo y nos sentimos realmente felices de haber sido competitivos todos los días. Ahora ya formamos parte del grupo de pilotos que acuden al Dakar a competir”, reflexionó.

Esteve tuvo motivos sobrados para emocionarse al subir sobre el podio de Córdoba como “finisher” de la exigente prueba por segundo año consecutivo. “Quiero dar las gracias a los patrocinadores y a todas las personas que nos han ayudado a llegar hasta aquí para vivir este momento y han confiado en nosotros, porque disputar esta competencia cuesta muchísimo y más todavía con un coche competitivo y con este gran equipo. Me siento muy afortunado”, sentenció el español, antes de celebrar su hazaña junto a su copiloto Txema Villalobos, su pareja y preparadora física Lidia Guerrero, su mecánico de confianza David Pigem y todos los miembros de su escudería. 

PorDiego Durruty (enviado especial)