Dakar

22/01/2018

Más argentinos que nunca

Kevin Benavides hizo historia al terminar segundo en las motos. También hicieron podio, pero en quads, Nicolás Cavigliasso y Jeremías González Ferioli.

Kevin Benavides, segundo tras una gran actuación. Fotos: ASO/DPPI

Aquel que haya visto bien el rostro de Kevin Benavides al terminar el Dakar 2018 sabrá una cosa: el salteño ya está contando los días para que comience la próxima edición de la legendaria carrera. No es para menos, el piloto del equipo oficial Honda estuvo muy cerca de ganar la competencia, pero una serie de circunstancias se lo impidieron.

En su segunda participación en esta prueba (debutó en 2016 con un cuarto puesto), Benavides demostró una vez más todo su talento. Desde el inicio se convirtió en el referente del equipo japonés y llegó a liderar la general durante un día. Y cuando todos esperaban que diera un par de golpes certeros en territorio argentino, el Dakar le mostró su otra cara.

En la primera jornada de carrera completa en nuestro país, en la etapa 10 entre Salta y Belén, ocho pilotos se perdieron a pocos kilómetros de llegar al especial. Entre ellos, Benavides, quien hasta ahí luchaba por la victoria con el francés Adrien Van Beveren, de Yamaha y quien luego abandonó por una caída en la que se fracturó la clavícula. Así, de buenas a primeras, el salteño se encontró ante una situación poco favorable ya que el austríaco Matthias Walkner (KTM), el único de los líderes que no tuvo problemas en la especial, se convirtió en el nuevo puntero sacándole más de media hora de ventaja.

Aunque Benavides y otros corredores se quejaron de que el road-book no era claro y su información se prestaba a la confusión, las autoridades no tomaron en cuenta su reclamo. Ni tampoco la denuncia que efectuó dos días después en San Juan porque otros corredores fueron notificados en medio de aquella especial sobre qué camino era el correcto… Para colmo, la etapa 12 (Fiambalá-San Juan) se canceló por cuestiones de seguridad y eso dejó a Kevin sin la posibilidad de ataca a Walkner y, por el contrario, en los últimos días debió defender el segundo puesto del australiano Toby Price (KTM).

“Lamento lo que pasó en la décima etapa, pero más allá de eso siempre estuvimos adelante y empujando. Además, me di el gusto de ganar una etapa, que es lo que quería. Estuve muy cerca de llegar primero, pero no me voy a rendir, no voy a bajar los brazos hasta conseguirlo”, aseguró Kevin, que se impuso en la última especial cronometrada (Córdoba-Córdoba). “Este Dakar fue durísimo, fueron dos semanas muy intensas y agotadoras, pero terminamos y eso me pone contento. Está bueno ser el mejor piloto argentino y sudamericano que mejor resultado consiguió en el Dakar, pero eso realmente no me conforma. Yo quiero más…”, sostuvo como para dejar claro que se sentía merecedor de la victoria.

Nicolás Cavigliaso y Jeremías González Ferioli hicieron podio en cuatriciclos.

Nicolás Cavigliaso y Jeremías González Ferioli hicieron podio en cuatriciclos.

 

TAMBIÉN SE LUCIERON
En cuatriciclos, el chileno Ignacio Casale (Yamaha) fue amo y señor. Dominó desde el primer día de la prueba y no hubo nadie que le hiciera sombra. No obstante, entre sus principales escoltas siempre hubo argentinos. En la primera semana fue Pablo Copetti (Yamaha), quien abandonó cuando estaba tercero. Mientras que en la segunda parte de la carrera se destacaron otros dos cordobeses: Nicolás Cavigliasso y Jeremías González Ferioli (con sendas Yamaha), quienes ascendieron en el clasificador y acompañaron al chileno en el podio.

“Llegué a este Dakar sin saber de qué se trataba, pero me entrené muy duro y creo que eso fue la clave para tener este resultado”, sostuvo el debutante Cavigliasso, que ganó dos especiales y corrió con un quad de 450 cm3 mientras que la mayoría utilizó un 700. “Me hubiese gustado pelear un poco más arriba, pero las cosas se dieron de esta manera. Sufrimos con el quad en Bolivia y la antepenúltima etapa estuve enfermo. Sin embargo de eso se trata esta carrera, de superar esos obstáculos”, aseguró González Ferioli, quien también ganó en un par de etapas.

En autos, en tanto, el mejor compatriota fue el mendocino Sébastien Halpern, quien compitió con una Toyota Hilux asistida por el South Racing. “Siempre corrí para ganar. Sé que en el Dakar eso no lo puedo hacer, por eso traté de empujar todos los días para estar lo más adelante posible”, comentó el cuyano, que terminó noveno delante de otros pilotos con mejores medios mecánicos.

Los podios de Benavides, Cavigliasso y González Ferioli y el Top 10 de Halpern demuestra que la Argentina no solo es país anfitrión de la carrera más dura del mundo, sino que también le entrega protagonistas.

Sebastián Halpern, el más destacado en autos.

Sebastián Halpern, el más destacado en autos.

 

ASÍ LLEGARON
A continuación, el resultado final de los argentinos en sus respectivas categorías. MOTOS: 2) Kevin Benavides (Honda), 18) Diego Duplessis (Honda), 40) Alberto Ontiveros (Honda), 51) Juan Rojo (KTM), 56) Fernando Hernández (KTM), 62) Paco Gómez (Yamaha), 73) Sebastián Urquia (KTM) y 78) Leandro Bertona Altieri (KTM). QUADS: 2) Nicolás Cavigliasso (Yamaha), 3) Jeremías González Ferioli (Yamaha), 10) Giuliano Giordana (Yamaha), 14) Daniel Mazzuco (Can-Am), 17) Daniel Domaszewski (Honda), 18) Carlos Verza (Yamaha), 19) Martín Sarquiz (Can-Am), 20) Pablo Novara (Can-Am), 25) Carlos Joffre (Yamaha), 27) Alejandro Fantoni (Can-Am), 28) Marcos López (Can-Am), 29) Manuel Andujar (Yamaha), 30) Pablo Bustamente (Can-Am).  AUTOS: 9) Sebastián Halpern (Toyota), 10) Lucio Álvarez (Toyota), 11) Alejandro Yacopini (Toyota), 20) Orly Terranova (MINI), 23) Martín Maldonado (Colcar), 26) José Antonio Blangino (Rápido Rastrojero), 39) Roberto Naivirt (Toyota) y 40) Omar Gándara (Prototipo MDQ). UTV: 6) Leonel Larrauri (Can-Am).

LAS AVENTURAS DEL COYOTE
El cordobés Federico Villagra estuvo cerca de hacer historia en la categoría camiones. Ganó dos etapas y lideró la general, pero sus ilusiones de llegar al podio y luchar por la victoria se desvanecieron en la penúltima etapa (San Juan-Córdoba). A través de un video que posteó Kamaz en su página en Facebook, la marca rusa hizo público una infracción del argentino al cargar combustible en una zona no autorizada.

Mientras Kamaz realizó una denuncia por lo sucedido, el Team De Rooy contraatacó con una apelación en la que alegó que la persona que se ve con una manguera en la mano no llegó a cargar combustible porque fue alertada de que eso era una acción antirreglamentaria. A pesar de esos cruces, Villagra ni siquiera pudo hacer su descargo al abandonar a pocos kilómetros del final de la especial por la rotura de la caja de cambios. Una lástima…

 

PorDiego Durruty (enviado especial)