Dakar

22/01/2018

Misión cumplida para Borgward

El Borgward Rally Team culminó su primera participación en el Dakar 2018, el rally más exigente del mundo en el regreso de la marca alemana al deporte automotor.

La 40° edición del mítico rally-raid que recorrió Perú, Bolivia y Argentina quedará en la historia por su dureza. El regreso de las inmensas dunas peruanas a la carrera, el siempre difícil altiplano boliviano y luego el calor extremo del verano argentino han marcado a fuego esta edición 2018. Esta edición del Dakar tampoco ha sido una más para Borgward, pues marcó el regreso a alta competencia deportiva y el inicio del regreso de la automotriz alemana a Sudamérica. Un renacer con el público de una región que aún recuerda los pasos del Isabella.

En este Dakar, los dos prototipos BX7DKR tuvieron un andar superlativo. Un auto de carreras puro con tecnología especial hizo que su paso dejara huella en esta carrera de más de 9000 kilómetros. Técnicamente sabio, el Borgward BX7 DKR construido por Wever Sports - especialista holandés- luchó codo a codo con la elite de los equipos oficiales, inclusive hasta ubicarse dentro del Top 10 en la categoría autos.

Pese a que Nico Fuchs y Fernando Mussano debieron abandonar en la Etapa 10, vale destacar la labor que el binomio peruano-argentino que venía realizando con una destacada actuación dentro de los pilotos de elite y siendo los mejores entre los latinoamericanos. No obstante, el honor de la firma alemana fue bien defendido por Erik Wevers y Anton Van Limpt. Reponiéndose a todo tipo de inconvenientes y con un gran espíritu de equipo, el 365 completaron su participación en el mítico rally raid en el puesto 37° (finalizaron 18° en la Etapa 14).

"Es sensacional haber terminado. Fue un Dakar muy duro. Tuvimos que reponernos varias veces. Estoy muy contento de estar acá", contó Erik al cruzar la meta con la clara expresión de tarea realizada. En tanto que Nico Fuchs, quien continúo apoyando al equipo contó: "Ha sido una gran experiencia correr el Dakar con Borgward. Me hubiera encantado poder estar hoy arriba del BX7DKR pero estoy feliz por lo hecho por Erik y todo el equipo".

Por su parte, Omar Afa, vocero de Borgward hizo su balance: "Este Dakar ha sido muy exigente , más de lo habitual, por lo que nos sorprendió llegar 3° en el primer especial en Pisco y haber llegado en Salta al Top 10 en el décimo día y con los dos autos intactos fue increíble para ser nuestra primera participación. Sin embargo, el abandono de Nico en la etapa 10 nos hizo replantear nuestra estrategia ya que la carrera termina en la meta y hemos logrado culminarla junto a Erik y Anton en el segundo Borgward DKR, por lo cual podemos decir objetivo cumplido. Estamos satisfechos con el desempeño de todo el equipo y tomado nota de las mejoras a realizar. Volveremos el próximo año".

De esta forma, Borgward marcó su regreso definitivo en Sudamérica y el primer paso de una gran historia por contar.

PorDiego Durruty