Dakar

29/11/2017

Del fútbol al Dakar

André Villas-Boas, director técnico campeón de Europa en 2011, se sumará a la Odisea. Lo hará con una Toyota Hilux del equipo Overdrive.

Villas-Boas (izq.) junto a Rubén Faria, quién debutará como navegante.

La 40ª edición del Rally Dakar tendrá un debutante por demás conocido en el mundo del Fútbol. André Villas-Boas, director técnico campeón de la Europa League (el segundo certamen continental más importante de Europa) en 2011, participará por primera vez de la Odisea.

La relación del portugués con el deporte motor no es nueva. De adolescente, participó en varios certámenes nacionales de motociclismo off-road, antes de que su faceta como entrenador lo alejara de aquel mundo.

Tras sus 19 años de trayectoria como DT, en los que dirigió a equipos como Porto (con el que ganó la EL), Chelsea, Tottenham o Zenit, consiguiendo 7 títulos, Villas-Boas incursionará en la carrera más difícil del mundo, tal como lo hiciera su tío, Pedro Villas-Boas, en 1982. Para ello, dejó su cargo en el Shanghai SIPG FC de la Superliga China, en el que se desempeñaba desde este año.

Originalmente, su idea era competir en la categoría Motos. Sin embargo, tras charlar con Alex Doringer, su amigo y director de KTM, se decantó por los coches: “Me comentó que para hacerlo en una moto necesitaría un año de preparación, y que era mejor que me orientara a los autos”.

Participará con una Toyota Hilux del equipo Overdrive, y tendrá como navegante al reconocido Rubén Faria, protagonista de la Odisea en la categoría Motos durante la última década, y actual director del equipo Husqvarna.

“Cuando André me llamó para proponerme que partiera con él, me lo tuve que pensar… ¡cinco segundos! Es un reto fantástico y creo que podemos hacer un buen Dakar”, reconoció quién obtuvo como mejor resultado un 6° puesto, en 2015.

De esta manera, Villas-Boas y Faria conformarán un binomio un tanto particular, que tendrá como objetivo primordial llegar el próximo 20 de enero a Córdoba, epicentro del cierre del 40° Dakar.