Dakar

09/05/2017

“Me cautivó el desafío humano que significa”

Tras su excelente debut en el Dakar, el peruano Nicolás Fuchs ya piensa en la edición 2018 de la exigente prueba.

Fotos: Shakedown Team

En la última edición del Dakar, el peruano Nicolás Fuchs tuvo una brillante labor. Es que en su primera experiencia en la exigente competencia finalizó 12º en la general de la clase autos. Ese resultado, sin dudas, lo motiva para la versión 2018 de la particular prueba que se largará en su país.

Para su estreno dakariano Fuchs contó con la navegación del argentino Fernando Mussano y compitió con un prototipo HRX del Wevers Sports. El rendimiento de la dupla asombró por la falta de experiencia en este tipo de prueba e incluso los pocos kilómetros sobre el auto.

Fuchs no corrió, pero estuvo en el Rally de la Argentina.

Fuchs no corrió, pero estuvo en el Rally de la Argentina.

“Al ser novatos mucha gente no creía en nosotros, pero hicimos un Dakar con cautela y con el objetivo de aprender. La calma fue clave para lograr el resultado”, le dijo Nicolás a CORSA durante una charla que se realizó en el Hotel Portal del Lago en el marco del Rally de la Argentina.

“Realmente no lo tenía al Dakar en los planes a un corto plazo. Pero el equipo me ofreció la oportunidad y aportó buena parte del presupuesto. Nos embarcamos en esta experiencia sin siquiera haber probado antes el vehículo”, agrega Fuchs, que también tiene el padrinazgo del qatarí Nasser Al-Attiyah, nada menos.

“El Dakar tiene días que te pueden encantar y otros en los que lo odias. Sin embargo, me cautivó el desafío humano que significa. Creo que es una experiencia de vida que puede realizar cualquier persona”, agregó el peruano, que se está reponiendo de una operación a la que se sometió para curar una vieja lesión.

Nicolás Fuchs en acción en el Dakar 2017.

Nicolás Fuchs en acción en el Dakar 2017.

Ya pensando en el Dakar 2018, que atravesará Perú, Bolivia y la Argentina, Fuchs asegura que las etapas en su país serán extremas. “Nos harán sufrir… El desierto es muy duro, con dunas muy grandes. Los organizadores están buscando un desafío en el desierto y lo van a encontrar”, aseguró.

Obviamente, Nico está muy entusiasmado por ser local en la largada. “Cuando se largó el Dakar en 2013 fue algo impresionante. Creo que estar en la partida con un auto de punta será algo increíble”, apuntó el piloto, que para llegar bien preparado a esta nueva aventura participará en tres competencias a lo largo del 2017 (Baja Aragón, Hungría y Baja Inca en el propio desierto peruano).

PorDiego Durruty